El PSOE respalda a los vecinos de Reinosa afectados por los derribos y arremete contra Revilla y el PRC

Pablo Zuloaga y Sergio Balbontín conversan con los manifestantes afectados por la orden de derribo, durante la festividad de San Sebastián en Reinosa./DM
Pablo Zuloaga y Sergio Balbontín conversan con los manifestantes afectados por la orden de derribo, durante la festividad de San Sebastián en Reinosa. / DM

Los socialistas pedirán hoy, junto al resto de la oposición, una comisión de obras extraordinaria para que los técnicos y los servicios jurídicos expliquen la situación

Ernesto Sardina
ERNESTO SARDINASantander

El PSOE de Reinosa, a través de su secretario general, Sergio Balbontín, presentará este martes en el Ayuntamiento de la capital campurriana un escrito para solicitar una comisión de obras extraordinaria. Esta instancia, que ha sido consensuada con el grupo popular y con Reinosa en Común (REC), los partidos que componen la oposición, tiene como objetivo que «los técnicos y los servicios jurídicos municipales expliquen la orden de derribo que afecta a cuatro viviendas del centro de Reinosa, ubicadas en la avenida del Puente de Carlos III y la calle Torres Quevedo».

El edil socialista, que solicitará también por escrito el expediente municipal de las viviendas afectadas y en el que el Ayuntamiento se basa para instar al derribo de las mismas, ha promovido estas acciones tras la protesta de este pasado domingo, en la que los vecinos afectados se concentraron en la Plaza de España de Reinosa con motivo de la festividad de San Sebastián, para mostrar mediante pancartas y pitidos su rechazo a la orden de derribo que firmó el Consistorio el pasado día 2 de enero, así como para pedir soluciones tanto al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Reinosa, que lidera el regionalista José Miguel Barrio, como al presidente de Cantabria y del PRC, Miguel Ángel Revilla.

Precisamente, Sergio Balbontín incidió en la ausencia este año de Miguel Ángel Revilla en la tradicional cita en la Plaza de España con el festejo conocido como el 'milagro de San Sebastián', por el que el agua se convierte en vino. El socialista lo achaca «a la presencia de los manifestantes, que portaban pancartas contra el presidente de Cantabria y el PRC» ante «el absoluto abandono al que este partido ha llevado a los residentes de los edificios afectados por la decisión de demolición de varios inmuebles protegidos en el centro de Reinosa». Fueron precisamente el secretario general del PSOE en Cantabria y delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, la secretaria de Organización, Noelia Cobo, y el propio Sergio Balbontín los únicos dirigentes políticos que conversaron con los manifestantes reunidos en la Plaza de España y que atendieron sus reivindicaciones.

El PSOE acusa al presidente de esquivar la protesta durante la fiesta de San Sebastián

Balbontín, en clara referencia al presidente de Cantabria, aseguró que «en el PSOE estamos donde tenemos que estar, junto a la gente y dando la cara para afrontar los problemas de la ciudadanía, mientras que otros esquivan la protesta y se pasean entre las ollas ferroviarias, evitando así la parte más dura de la gestión política y tener que escuchar a los vecinos».

El edil cuestionó a Revilla por «dejar a su suerte» a los regionalistas de Reinosa en el día de San Sebastián, que tuvieron que afrontar «en solitario» los pitidos, protestas y pancartas con textos en su contra de los manifestantes y asistentes a la fiesta en la Plaza de España. Los mismos, aseguró, que «criticaron el feo del presidente de Cantabria por no asistir mientras la gente esperaba estoicamente bajo la lluvia su llegada, algo que después de media hora quedó patente que no iba a ocurrir».

«Se llegará hasta donde haga falta para poder dar respuesta a los afectados, que se ven absolutamente desamparados, desatendidos y en una situación de indefensión ante las decisiones de los regionalistas en el Ayuntamiento de Reinosa», explicó el edil socialista, que tampoco descartó pedir la comparecencia del alcalde en un pleno extraordinario.

Balbontín ha mantenido en los últimos meses y especialmente en las últimas semana varios encuentros por diferentes medios con los afectados y ha atendido sus reivindicaciones para evitar, señaló, que «decenas de familias y negocios se vean abocados a quedarse en la calle con lo puesto».