Quince años de vida romana

Las visitas teatralizadas y las recreaciones son comunes para los más pequeños./J. L. Sardina
Las visitas teatralizadas y las recreaciones son comunes para los más pequeños. / J. L. Sardina

La Domus, el centro de interpretación del yacimiento de Julióbriga, abrió sus puertas en la primavera de 2003 y desde entonces se ha convertido en una visita obligada

J. L. SARDINA

El centro de interpretación 'La Domus romana de Julióbriga', situado en Retortillo, localidad del municipio de Campoo de Enmedio, abrió sus puertas al público el 22 de marzo de 2003 y desde entonces se ha convertido en una referencia para todos aquellos que visitan el yacimiento.

Ahora, con motivo de su quince aniversario, la Consejería de Cultura ha emprendido varias obras de mejora en el edificio, así como la actualización de su exposición museográfica, situada en el segunda planta del edificio que recrea una casa de época romana (la de Los Morillos) y se asienta en el entorno del yacimiento de Julióbriga.

Además de las labores de pintando, cambio de iluminación y del suelo del edificio, actuaciones que se prevé concluyan antes de Semana Santa, actualmente también se trabaja en una vista virtual más actualizada y extensa que incluye la ciudad romana de Julióbriga y el yacimiento de Camesa-Rebolledo, ubicado en el municipio de Valdeolea.

Para esta puesta en escena, señalan desde la Consejería de Cultura, se está utilizando la tecnología más puntera del momento en combinación con fotografías aéreas que reconstruyen el entramado de la ciudad; vídeos y hologramas que recrean actividades cotidianas de las diferentes estancias de la Domus, incluyendo también audios en los que se describen las actividades que se desarrollaban en el edificio, así como información adicional de los elementos constructivos u objetos de la Domus y el yacimiento romano. Todo ello disponible en inglés y español.

La Domus tiene actualmente un régimen regularizado de visitas. La misma tiene una duración aproximada de 45 minutos y su objetivo es acercar a la ciudadanía la realidad del territorio en la época romana. Así, para los grupos de escolares, especialmente para los de Primaria se oferta una visita teatralizada, en el que los niños se visten de cántabros y de romanos y conocen las diferentes estancias de la casa de la mano de su propietario o propietaria, recibiendo de este modo una información atractiva y adaptada a su edad.

La Consejería de Cultura trabaja en la mejora del edificio y en una nueva visita virtual

«Julióbriga se ha convertido en uno de los mayores focos de atracción turística de Campoo», dice el alcalde

Para los escolares también se ofertan talleres de cerámica, relacionadas con la producción de un idolillo, su uso y, por tanto, su acercamiento a la religiosidad en época romana. Para grupos más reducidos se ofrecen talleres de escritura sobre tablilla de cera, en los que además se aprenden expresiones romanas o refranes que se han preservado hasta la fecha. En este sentido, la finalidad formativa de la Domus en sus 15 años de vida ha sido vital, colaborando este año en el proyecto, 'Mi aula es una Domus', que desarrolla junto al Colegio San José de Reinosa.

A parte de los talleres para grupos educativos, desde la Domus se imparten cursos de cerámicas a colectivos como Ascasan y Ampros o la Asociación de Amigos de la Domus de Julióbriga, cuyos integrantes participan de forma activa en la visita virtual que actualmente se está desarrollando.

Yacimiento romano

La visita al yacimiento romano, todo lo que se encuentra en el exterior, es libre. Se realiza a través de una ruta previamente establecida, anunciada mediante un cartel desde el aparcamiento de la Domus. Para una mayor información, este año se ha editado un folleto conjunto entre la Domus de Julióbriga y la villa romana de Camesa-Rebolledo, en donde aparece un plano explicativo de los principales puntos de interés de ambos yacimientos.

Respecto a Julióbriga, recientemente se ha actualizado la información, en los puntos de mayor interés del yacimiento, con esquemas que recrean las casas y las calles excavadas, acompañados de una pequeña explicación en español y en inglés.

Pese a los más de 100 años de trabajo arqueológico desarrollado en la ciudad romana de Retortillo, se estima que sólo se ha excavado un 10% del yacimiento. Es por ello que, en las últimas campañas, bajo la dirección José Manuel Iglesias, catedrático de Historia Antigua de la UC, los trabajos se han centrado en los alrededores de la iglesia románica de Retortillo, ubicada junto al foro romano, pero también se han desarrollado otras actividades de prospección.

Julióbriga, la «ciudad fortificada de Julio», recibe su nombre del propio emperador Octavio Augusto, en memoria de su padre adoptivo el emperador Julio César, una vez consumada su victoria contra los cántabros en el 19 a.C. Según Plinio El Viejo, es el único de los nueve asentamientos cántabros digno de ser recordado, debido a su desarrollo urbanístico y por ser un enclave estratégico para las mercancías que llegaban del Cantábrico hacia la Meseta y viceversa. La ciudad alcanzó su máximo esplendor durante el siglo I y II d.C. para ser abandonada durante la segunda mitad del S.III. d. C.

Respecto al número de visitas que recibe la Domus -es mayor el del yacimiento pero no está cuantificado- el mismo se ha venido incrementando en los últimos años. En 2017, 8.445 personas visitaron la Domus, y 1.461 escolares, combinaron su visita realizando talleres, frente a las 6.698 personas que visitaron el centro de interpretación en 2013.

De los casi 8.500 visitantes de 2017, 558 personas (el 6,6%) fue de nacionalidad extranjera, siendo el país predominante Francia, seguido de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. Mientras que a nivel nacional predomina el público cántabro, seguido del madrileño, vasco y catalán.

Foco turístico

Para Pedro Manuel Martínez, actual alcalde de Campoo de Enmedio, la apertura de este centro supuso «poner en el mapa cultural una referencia histórica tan importante como la ciudad romana de Julióbriga, incrementando la relevancia cultural de Campoo de Enmedio y Retortillo». «Tanto la Domus como la ciudad romana se han convertido en uno de los mayores focos de atracción turística de la comarca. No obstante, aún estamos a la espera de que se atienda la solicitud en la que instamos a la ubicación de carteles indicativos en la autovía A-67, lo que estoy seguro que multiplicará las visitas, como ocurrió con la Colegiata de Cervatos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos