Valderredible rehabilita la casa concejo de Castrillo de Valdelomar

Instalaciones de la antigua casa concejo de Castrillo de Valdelomar. ::/J. L. Sardina
Instalaciones de la antigua casa concejo de Castrillo de Valdelomar. :: / J. L. Sardina

El Ayuntamiento financia los trabajos, que supondrán una inversión de cerca de 50.000 euros

J. L. SARDINA Castrillo de Valdelomar

El Ayuntamiento de Valderredible destinará 48.386, 51 euros (impuestos incluidos) de su presupuesto aprobado el pasado mes de marzo para rehabilitar la antigua casa concejo de Castrillo de Valdelomar y recuperará así este tradicional espacio para que los vecinos dispongan nuevamente de un centro de reuniones a la vez que pueda albergar diversas actividades culturales y de esparcimiento.

Esta primera fase del proyecto, explicó el alcalde Fernando Fernández, persigue la rehabilitación integral y la consolidación del inmueble que cuenta con dos alturas y una superficie de planta 124 metros cuadros, y principalmente se centra en la sustitución de la cubierta existente por una nueva y la demolición de las divisiones interiores para una redistribución posterior más eficaz para los futuros usos que hagan de él sus vecinos.

Para ello, se procederá a la demolición de la cubierta y el forjado interior de madera y el del anexo del cobertizo que alberga un 'potro', el elemento etnográfico que antes cumplía las funciones del herraje del ganado y que ahora tiene un uso decorativo. Además, se conservarán los muros exteriores e interiores de sillería y mampostería, se limpiará y restaurará la piedra y se acondicionará el suelo interior con trabajos de saneado del firme y drenaje perimetral.

El centro se destinará a lugar de reunión de los vecinos de la localidad

Asimismo, se sustituirán la carpintería existente por otra de alta eficiencia y vidrios de seguridad y la cubierta se aislará debidamente con un 'sándwich' y la instalación de canalones y bajantes de aluminio.

Esta iniciativa, señaló Fernández, surge a raíz del estado de abandono del edificio, hoy insalubre e inseguro para ser habitable, en el que a pesar de que los muros de carga no presentan daños aparentes sí son visibles los desplomes, fracturas puntuales y las filtraciones del tejado. «Con su recuperación pondremos en valor un edificio emblemático de Castrillo de Valdelomar para que sus vecinos dispongan también de un lugar de esparcimiento y encuentro», concluyó el regidor valluco.

Consolidación y distribución

Ya en la fase posterior, se contempla la instalación de un sistema eléctrico eficiente, abastecimiento de agua y saneamiento y una calefacción de biomasa. Además, se redistribuirá el espacio con la construcción de aseos, un pequeño despacho y un almacén dejando el resto de la superficie diáfana para establecer allí un salón donde se celebren concejos y reuniones de diversa índole. Por último, en el exterior se acondicionarán los accesos y se restaurará el potro para su conservación.

 

Fotos

Vídeos