Castro constituye el Consejo de Juntas Vecinales en la nueva legislatura

El Consistorio cuenta ya con el Consejo de Juntas Vecinales. /Samira Hidalgo
El Consistorio cuenta ya con el Consejo de Juntas Vecinales. / Samira Hidalgo

El Ayuntamiento dará facilidades a las cuatro pedanías que deben devolver las ayudas del agua

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

El Ayuntamiento castreño ha constituido el Consejo de Juntas Vecinales el lunes 5 de agosto. El equipo de gobierno de Castro Urdiales (PSOE-Cs), con la alcaldesa Susana Herrán a la cabeza, tiene previsto abordar cuanto antes el problema que tienen cuatro pedanías (Ontón, Mioño, Sámano y Otañes), que tienen que devolver al Ayuntamiento castreño, entre todas, 2.198.000 euros más intereses por no justificar debidamente las subvenciones que recibieron procedentes del canon del agua.

La idea de la alcaldesa de Castro es mantener un encuentro con las cuatro pedanías y los técnicos municipales «para buscar la mejor solución que repercuta lo mínimo posible en cada una de las juntas vecinales». Herrán tiene muy claro que no pueden dejar este asunto sin solucionar. «No podemos dejarlo sin hablar como pasó en la legislatura pasada en la que CastroVerde no nos recibió a las cuatro pedanías afectadas (entonces Herrán era pedánea de Mioño) para intentar solventar este problema. Se dejó pasar el tiempo sin afrontarlo, pero ahora no».

Así, con motivo de la constitución del Consejo de Juntas Vecinales, la alcaldesa avanzó su compromiso de poner solución a este asunto y ayer el primer teniente de alcalde y pedáneo de Sámano, José María Liendo, aseguró que ese encuentro se llevará a cabo en las próximas semanas. Todo parece indicar que la solución pasa porque las pedanías salden sus deudas en cómodos plazos. Por otro lado, Herrán anunció que se cambiará el modelo de concesión de ayudas municipales a las pedanías, aportándose un fijo de 10.000 euros a cada una más un variable en función de los empadronados y de los impuestos que pagan al Ayuntamiento castreño.

Castro tiene previsto cambiar el modelo de concesión de ayudas municipales a las pedanías

La respuesta de CastroVerde

Por su parte, CastroVerde quiso recordar que «son las sentencias las que han hecho sentarse a los pedáneos de las Juntas Vecinales a negociar».

Así, el partido ecologista señaló a través de un comunicado, que «ante la nueva puesta en escena de la alcaldesa sobre las subvenciones de 2008 pendientes de devolución por cuatro Juntas Vecinales, conviene recordar que han sido cuatro sentencias judiciales las que han hecho sentarse a los pedáneos a negociar con el Ayuntamiento, y no la supuesta buena voluntad de éstos».

«Fue precisamente la decisión de los dirigentes pedáneos (entre la que se encuentra la actual alcaldesa) de acudir a los tribunales y no negociar con el Ayuntamiento la devolución de los más de dos millones de euros de las subvenciones que no justificaron debidamente, lo que retrasó varios años la búsqueda de soluciones, además de añadir otro millón de euros en costas e intereses al importe a devolver», explicaron desde CV. Del mismo modo, el partido ecologista quiso hacer hincapié en la gestión de las subvenciones por parte de los pedáneos. Así, añadió que «la gestión de los pedáneos que malgastaron aquellas subvenciones (en gastos de personal, servicios, festejos, etc., en vez de inversiones) y la posterior decisión de acudir a los tribunales ha sido la causa de que las JJVV adeuden tres millones de euros al Ayuntamiento, privando a sus vecinos de inversiones por ese importe». Además, el partido verde quiso adelantar que vigilarán que «la mala gestión no se traduzca en un trato desigual con respecto a las JJVV que sí justificaron las subvenciones y que no tenga repercusión en las arcas municipales con la consiguiente pérdida de servicios o inversiones para la ciudadanía».