Castro dará facilidades a las cuatro Juntas que deben devolver las ayudas del agua

Susana Herrán, junto a algunos pedáneos y vocales durante la constitución de las Juntas Vecinales./SH
Susana Herrán, junto a algunos pedáneos y vocales durante la constitución de las Juntas Vecinales. / SH

La alcaldesa Susana Herrán trasladó a las nueve pedanías su intención de cambiar el modelo de subvenciones en base a los censados y los impuestos que aportan cada una

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El equipo de gobierno de Castro Urdiales (PSOE-Cs), con la alcaldesa Susana Herrán a la cabeza, tiene previsto abordar cuanto antes el problema que tienen cuatro pedanías (Ontón, Mioño, Sámano y Otañes), que tienen que devolver al Ayuntamiento castreño, entre todas, 2.198.000 euros más intereses por no justificar debidamente las subvenciones que recibieron procedentes del canon del agua.

Como ya avanzó este periódico hace unos días, la idea de la alcaldesa de Castro es mantener un encuentro con las cuatro pedanías y los técnicos municipales «para buscar la mejor solución que repercuta lo mínimo posible en cada una de las juntas vecinales». Herrán tiene muy claro que no pueden dejar este asunto sin solucionar. «No podemos dejarlo sin hablar como pasó en la legislatura pasada en la que CastroVerde no nos recibió a las cuatro pedanías afectadas (entonces Herrán era pedánea de Mioño) para intentar solventar este problema. Se dejó pasar el tiempo sin afrontarlo, pero ahora no».

El pasado lunes, con motivo de la constitución del Consejo de Juntas Vecinales, la alcaldesa avanzó su compromiso de poner solución a este asunto y ayer el primer teniente de alcalde y pedáneo de Sámano, Jose María Liendo, aseguró que ese encuentro se llevará a cabo en las próximas semanas. Todo parece indicar que la solución pasa porque las pedanías salden sus deudas en cómodos plazos.

Por otro lado, Herrán anunció que se cambiará el modelo de concesión de ayudas municipales a las pedanías, aportándose un fijo de 10.000 euros a cada una más un variable en función de los empadronados y de los impuestos que pagan al Ayuntamiento castreño.