Castro pedirá una prórroga al Gobierno para las obras de los túneles de Ocharan

La maquinaria ha abandonado la obra de los túneles de Ocharan. /Samira Hidalgo
La maquinaria ha abandonado la obra de los túneles de Ocharan. / Samira Hidalgo

El Ayuntamiento, que está tramitando una modificación que incrementará el coste de los trabajos en 104.646 euros, no quiere perder la subvención regional

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

Las complicaciones en las obras de la adecuación de los túneles de Ocharan continúan generando parones. Castreños y visitantes ven cómo la calle Leonardo Rucabado, una de las principales vías de la ciudad, permanece aún cerrada al tránsito de vehículos y peatones debido a las obras que comenzaron en febrero a la altura del castillo de Ocharan, pero en las que hace varias semanas ya no se encuentra ninguna máquina trabajando, dando lugar a un nuevo parón en el acondicionamiento de los túneles. Para poder reanudar la obra, el Ayuntamiento castreño explicó que está tramitando la modificación del proyecto, una tarea que correspondía a la anterior legislatura y que dará lugar a un incremento del coste del 14,84%, es decir, la obra supondrá 104.646 euros más, pasando de la cantidad de 705.005 euros a 809.652 euros.

El concejal de Obras, Alejandro Fernández, aseguró que en cuanto se elaboren los informes técnicos, que se están terminando, se podrá aprobar el modificado, dando paso a la reanudación de las obras, unos trabajos cuyo plazo de ejecución será de cuatro meses. No obstante, la fecha de finalización de las obras se desconoce, ya que no se sabe el tiempo que se empleará en los trámites previos a la reanudación de las obras.

Según el Consistorio, el modificado no se tramitó por el equipo de gobierno anterior

Esta nueva demora hace que el Consistorio pueda perder la subvención de la Consejería de Obras Públicas, quien aportaría 600.000 euros, ya que para poder beneficiarse de la ayuda los trabajos deberían finalizar el 31 de octubre. En este sentido, Fernández señaló que «una vez aprobado el modificado, el Ayuntamiento va a justificar la necesidad de pedir una prórroga de tres meses que permite el Decreto por el que se aprobó esta subvención», esperando evitar así «perjuicios económicos para las arcas municipales».

Los antecedentes

Después de resolver el contrato de una primera adjudicación fallida, las obras de los túneles de Ocharan fueron adjudicadas el 28 de diciembre a la empresa Misturas Obras e Proxectos, con un contrato que se firmó el 9 de enero, comenzando las obras el 5 de febrero, con un plazo de ejecución de seis meses. Tal y como recordó Fernández, la empresa venía indicando verbalmente discrepancias con las obras proyectadas, presentando a finales de marzo un informe en el que se indicaban las deficiencias del proyecto. «Posteriormente, el 3 de abril solicitó la suspensión de las obras hasta que se tramitase un modificado del proyecto que definiera los nuevos trabajos necesarios para poder ejecutar la obra y fijara los precios de dichos trabajos», señaló el concejal, para después añadir que, ante la negativa de la Dirección de Obra a esta solicitud de suspensión, se produjo una primera paralización de las obras con fecha 15 de abril.

Además, el edil recordó que con el compromiso por parte del Ayuntamiento de tramitar el modificado del proyecto, Misturas reanudó las obras el 13 de mayo y que el 14 del mismo mes se autorizó por la Alcaldía la redacción del modificado a los redactores del proyecto. Así, «el modificado se presentó el 17 de mayo, pero no llegó a tramitarse por parte del equipo de gobierno anterior». «Al iniciar esta nueva legislatura, nos encontramos con que el 14 de junio, un día antes del Pleno de investidura, la empresa Misturas paralizó nuevamente las obras, indicando al Ayuntamiento que le era imposible continuar con los trabajos sin la tramitación del proyecto modificado al que el Ayuntamiento se había comprometido un mes antes», puntualizó.

Minimizar los atascos

Al tratarse de una de las arterias principales de la ciudad, el corte de la calle Leonardo Rucabado está provocando atascos diarios, unos embotellamientos que se ven incrementados en la época estival debido a la gran afluencia de visitantes que recibe la ciudad. El concejal de Obras recordó que ya se habían implementado algunas medidas sobre movilidad como la regulación de semáforos, aumentado los tiempos en las vías principales en las horas y días de mayor densidad de tráfico; la eliminación del paso de peatones de la Ronda a la altura de La Barrera; y la regulación personal con Policía Local en horas de máxima congestión. Además de estas medidas, el Consistorio está implementando otras nuevas, como la instalación de un semáforo en el cruce entre la calle La Ronda y la de Antonio Burgos, que regulará el tráfico en las horas punta, de 12.30 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.30 horas. También se ampliarán tiempos de paso de vehículos en la calle Silvestre Ochoa en las horas con mayor tráfico y se continuará con la vigilancia y el apoyo con regulación personal por parte de la Policía. Desde el Ayuntamiento se recomienda utilizar la entrada Norte para acceder al casco urbano y Santa Catalina y, cuando esté en funcionamiento el semáforo de la curva de La Barrera, se aconseja salir hacia Bilbao a través de la calle Leonardo Rucabado, bajando por la calle Manuel Díaz Munío.