CCOO pide al alcalde de Castro que desbloquee la «grave» situación de la Residencia

CCOO pide al alcalde de Castro que desbloquee la «grave» situación de la Residencia
Inés Castresana

Desde Comisiones vuelven a insistir en que el centro «necesita más personal» y dicen que el Ayuntamiento debe respetar a los representantes legales de los trabajadores «algo que no está haciendo»

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El secretario de Acción Sindical de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras en Cantabria (FSS-CCOO), Carlos Ateca, insistió este martes en que la Residencia Municipal de Castro Urdiales necesita personal y que el Ayuntamiento debe respetar a la representación legal de los trabajadores. «El Consistorio no está haciendo ninguna de las dos cosas».

En un comunicado de prensa, Ateca señala que, desde el 31 de diciembre de 2017, terminó la vigencia del convenio colectivo y a pesar de las diferentes solicitudes desde la FSS-CC OO para comenzar las conversaciones sobre el nuevo convenio, no ha sido sino hasta el 18 de septiembre de este año cuando hubo un primer contacto. «Justo después, el concejal de Asuntos Sociales, José Ángel Uriarte (CastroVerde), echó gasolina a un incendio que ya ha provocado concentraciones y protestas al asegurar en una emisora que las trabajadoras deberían estar más centradas en su trabajo, en lugar de vigilando y fisgando». Así que la siguiente reunión, el 26 de septiembre, terminó de forma abrupta por la negativa del concejal a retractarse, apuntó el representante sindical. «La realidad es que estamos sin convenio, que el Ayuntamiento está mostrando un desprecio incomprensible hacia los trabajadores y trabajadoras y que, además, han hecho una convocatoria de bolsas de empleo plagada de irregularidades», explica Ateca, cuyo sindicato ha impugnado dicha convocatoria.

Por eso, la FSS-CCOO en Cantabria ha escrito al alcalde, Ángel Díaz Munío, para que «cambie al interlocutor político» porque hasta ahora todo ha estado «bloqueado», y para recordarle que, desde el 19 de septiembre, Comisiones Obreras espera que el Ayuntamiento presente un informe jurídico que respalde el argumento del consistorio de que «por ley no se puede contratar a más personal».

«Es necesario que la Residencia funcione, que haya motivación y echando gasolina eso no se consigue. Es necesario sentarse a negociar, hablar y llegar a acuerdos: más personal, incremento de la retribución por la penosidad de trabajar noches y festivos, son cuestiones básicas…», le escribía Ateca al alcalde de Castro Urdiales a finales de septiembre solicitando una reunión urgente. De momento, y a pesar de la gravedad de la situación, no hay respuesta.

El pasado 30 de agosto, Díaz Munío compareció ante los medios para reconocer que «es justo y equitativo que se quejen y estamos de acuerdo en que necesitamos contratar auxiliares de clínica». Sin embargo, dijo que el Ayuntamiento de Castro tiene ciertas limitaciones como la «Ley Montoro», que dice que «no se puede contratar más gente que aquella que se haya jubilado en el ejercicio anterior y que solo se pueden sacar plazas fijas». Esto supone que en la Residencia la tasa de reposición es cero porque todas las trabajadoras son interinas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos