El edificio desalojado en Castro no pasó la evaluación técnica realizada en 2018

Bomberos y técnicos, durante la revisión del sábado, en uno de los establecimientos que ocupan el bajo del céntrico edificio./Samira Alonso
Bomberos y técnicos, durante la revisión del sábado, en uno de los establecimientos que ocupan el bajo del céntrico edificio. / Samira Alonso

El Torre Vitoria arrojó un resultado «desfavorable» en el informe promovido por el Ayuntamiento y que instaba a los propietarios a «afrontar su responsabilidad»

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

El edificio Torre Vitoria, ubicado en el centro de Castro Urdiales y que fue desalojado durante la mañana del pasado sábado por peligro de derrumbe, se sometió en mayo de 2018 a la evaluación de edificios, realizada por los técnicos pertinentes, que resultó «desfavorable», tal y como ha señalado a este periódico el alcalde de Castro Urdiales, Ángel Díaz-Munío. Ese examen debe realizarse a las edificaciones de viviendas que superan los 50 años desde su construcción, como es el caso del Torre Victoria, que se puso en pie durante el último tercio del siglo XIX.

«Este edificio, como muchos otros, tiene que pasar una inspección de evaluación de edificios. Los propietarios no lo quisieron hacer a pesar de que les obligamos a ello y finalmente lo asumimos nosotros, cargando con el coste», reconoció el regidor castreño, añadiendo que el trámite comenzó con la «comunicación a los propietarios para que se hagan responsables de la conservación del edificio». «En esa situación estábamos», aseguró el alcalde, y explicó que ya han informado a los propietarios de que tendrán que «llevar a cabo frente a su responsabilidad y hacer las obras correspondientes para la correcta conservación» del bloque. Además, Díaz-Munío señaló que una vez que el informe salió desfavorable, el Ayuntamiento «actuó de inmediato», avisando a los vecinos, pero estos «no se dieron por aludidos». Con respecto al procedimiento, el alcalde informó de que los propietarios tienen un plazo para encargar un proyecto a un arquitecto o un aparejador, estudio que deberán presentar al Consistorio para que los técnicos municipales den su aprobación y, en ese caso, podrán comenzar a desarrollarse las obras necesarias. Por último, el alcalde expresó su deseo de que la solución sea «favorable» y permita la «conservación del Torre Vitoria en el centro de Castro Urdiales». El edificio, además de varias viviendas -solo una de ellas está en estos momentos habitada-, acoge varios establecimientos comerciales y la sede de Onda Cero en Castro.

El desalojo

Los cuatro empleados que se encontraban trabajando y un vecino tuvieron que ser desalojados el pasado sábado por el peligro de derrumbe del edificio, una valoración de urgencia desarrollada por un ingeniero municipal y los bomberos castreños, que deberá ser ratificada hoy por los expertos del Ayuntamiento. La situación se originó tras el accidente que sufrió una empleada de La Despensa del Tabernario al pisar el suelo del establecimiento ubicado en el edificio y producirse un pequeño socavón. Los técnicos de emergencia de la DYA trasladaron a la herida, leve, al Hospital de Laredo para su diagnóstico y atención.

«Los técnicos analizarán hoy el edificio para valorar si los daños que ya se conocían han ido a más»

En la zona se personaron los agentes de la Policía Local y los bomberos de Castro Urdiales, aunque fue en primera instancia el dueño del local afectado el que, tras bajar al sótano, se percató de que se había desprendido una parte del falso techo que coincide con el del bar El Faro. Los bomberos apuntalaron el dintel de la puerta del local y colocaron varios testigos para verificar si el edificio sufre alguna oscilación, ampliando en este caso el perímetro de seguridad.

No será hasta hoy, lunes, cuando se obtenga más información sobre el estado del edificio. «Los técnicos acudirán al edificio y se tomarán el tiempo que necesiten para hacer un diagnóstico adecuado y, a partir de los daños que se conocían anteriormente, certificar si han ido a más y qué gravedad tienen», concluyó Díaz-Munío.