La marmita de Los Piratas vuelve a ser la mejor de Castro Urdiales

Peña Los Piratas, ganadora del concurso de marmita./Antonio 'Sane'
Peña Los Piratas, ganadora del concurso de marmita. / Antonio 'Sane'

Esta peña ha conseguido repetir triunfo, pues también fue la vencedora en 2016, gracias al «cariño» con el que cocinaron un plato que conquistó al jurado de entre los 196 que han concurrido al concurso

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

Ni el Coso Blanco, ni la Pasión Viviente, ni San Andrés. La Marmita se ha convertido por méritos propios en la fiesta más multitudinaria y más participativa de Castro Urdiales. Una pequeña caravana de coches en el acceso a la ciudad y el parking subterráneo de Amestoy con el cartel de 'Completo', por momentos, daba a mediodía muestra de que esta fiesta concita a miles de personas cada año.

Las buenas condiciones climáticas, el concurso de marmitas con 200 cuadrillas inscritas, y la celebración de la regata Ciudad de Castro Urdiales en la que participaron 34 traineras, fueron los ingredientes perfectos para reclamar la atención no solo de los castreños sino de miles de visitantes. «Es el día perfecto para hacer marmita», afirmaba la alcaldesa de Castro Urdiales, Susana Herrán (PSOE), momentos antes de proceder a la entrega de premios del certamen gastronómico. Un concurso que este año tenía el lema 'Una parcela, un fuego y una marmita' y que cumplió las expectativas de los organizadores, ya que fue uno de los concursos más participativas que se recuerdan en los últimos años al presentarse 196 platos de los 200 posibles.

«La fiesta ha transcurrido con normalidad. La gente ha colaborado mucho y creo que es lo más importante. Se ha cumplido prácticamente al cien por cien nuestro objetivo de que todos los inscritos presentasen su marmita. Algo se ha mejorado», apuntaba el concejal de Festejos, Gorka Linaza (PSOE), que años atrás participaba en el evento como un peñista más.

«Estamos muy contentos porque hemos demostrado que estamos a la altura de poder organizar eventos tan grandes como este. Hoy era un prueba de fuego porque era la primera fiesta que organizábamos al cien por cien desde que accedimos al Gobierno y creo que la hemos superado con nota», añadió Linaza, al tiempo que reconocía que no disfrutó tanto como siendo peñista, por la responsabilidad de su cargo, «pero estoy muy contento».

Al filo de la una de la tarde, los 196 platos participantes estaban ya en la mesa del jurado. Mientras, miles de jóvenes y no tan jóvenes abarrotaban las inmediaciones del Ayuntamiento y la dársena del puerto, desde San Guillén hasta el Parque de Amestoy.

Como novedad, este año se varió el sistema de puntuación de los diez platos finalistas. Años atrás cada uno de los miembros del jurado puntuaba del 1 al 10 cada receta. Pero en esta edición se valoraron la presencia (0 a 2 puntos), la patata (0 a 2), el bonito (0 a 2) y el sabor (0 a 4). Ya con las puntuaciones realizadas, se otorgaron, en primer lugar, los premios de 50 euros a las cuadrillas que quedaron entre el undécimo y el cuadragésimo puesto. A continuación, se desvelaron los premios a los diez primeros clasificados. El ganador fue el grupo de 'Los Piratas' (300 euros), que ya se alzó con el primer premio en el año 2016. En segundo lugar quedaron los Momios (275 euros), mientras que terceros fueron Los Futbolines (250 euros). Los cuartos (225 euros) fueron Testículos Valientes y en quinto lugar (200 euros), Cambiadores.

Encarni Cámara, que lleva diez años participando en el certamen con la cuadrilla ganadora, volvió a dar con la receta que más gustó al jurado. «El secreto está en hacer la marmita con cariño y con ilusión». «Primero se echa el aceite, se pocha la cebolla con el pimiento, y luego se rehogan bien las patatas con el pimiento choricero. Se echa un poco de pimienta y sal y después el fumet de pescado», detalló.

En el apartado de asistencias sanitarias, durante la fiesta DYA Cantabria atendió a 30 personas, la mayoría por cortes, erosiones y quemaduras en el puesto médico del recinto festivo, trasladando a una de ellas al Hospital de Laredo.