Medio Rural repoblará las Marismas de Santoña con almeja fina

Las marismas de Santoña./Javier Cotera
Las marismas de Santoña. / Javier Cotera

Mariscadores de la zona lideran la iniciativa para la siembra de 132.000 unidades de este molusco

EFESantander

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha realizado una nueva repoblación de almeja en las Marismas de Santoña con 132.000 unidades de tipo fino (Ruditapes decussatus), cuyo tamaño oscila entre 9 y 11 milímetros, en una zona que se caracterizada por sus "buenos resultados".

Se trata, según indica este jueves el Gobierno de Cantabria en una nota, de la cuarta siembra del Plan de Recuperación de las poblaciones de almeja en los estuarios de la región que se puso en marcha al principio de esta legislatura.

En los trabajos de repoblación efectuados la semana pasada en Santoña han participado un grupo de mariscadores de la zona, acompañados por los técnicos del servicio de actividades pesqueras de la Consejería, quienes previamente han acotado la zona conforme a los criterios establecidos por los estudios de hábitat potencial de la especie y previa consulta con expertos.

Así, durante la bajamar se realizaron 11 parques de siembra de 20 metros cuadrados cada uno -10 metros de largo por 2 metros de ancho- en los que, tras realizar labores de remoción y limpieza del sustrato, se procedió a la siembra de los ejemplares con una densidad de 600 individuos por metro cuadrado, tal y como se hizo en noviembre en la Bahía de Santander.

Frenar a los depredadores

Además, en esta ocasión, se ha procedido a la colocación de redes de protección con el objeto de evitar las pérdidas por depredación, arrastre de corrientes, marea y oleaje.

Esta técnica, demandada por el sector marisquero, presenta ventajas en la reducción de la depredación, la estabilización del sustrato y el aumento del reclutamiento.

Sin embargo, supone inconvenientes en el mantenimiento, ya que las almejas se deben controlar continuamente para evitar la fijación de macroalgas o el aumento indeseado de la sedimentación.

Estos nuevos ejemplares se complementan con las anteriores actuaciones realizadas en el marco del Plan de Recuperación.

En concreto, se han realizado dos siembras de almeja japonesa durante 2015 y 2016 en las bahías de Santander y Santoña, sumadas a una siembra de almeja fina en noviembre de 2016 en la bahía de Santander.

El Gobierno de Cantabria afirma que, hasta la fecha, los estudios de seguimiento que se están realizando en cada una de las zonas destinadas a repoblación están mostrando resultados "muy positivos", siendo los primeros parques sembrados en Santander los que "mejores datos de crecimiento" poseen.

Todas estas zonas repobladas permanecerán cerradas a la pesca

Como en anteriores ocasiones, la repoblación de los bancos de almeja requiere la veda de las zonas sembradas, tanto para la extracción de almejas como para otro recurso, por lo que estas zonas permanecerán cerradas al marisqueo y a la extracción de cebo por parte de pescadores recreativos.

Esta situación se mantendrá hasta que los estudios técnicos verifiquen que la repoblación en la bahía está surtiendo efecto, momento en el cual se tomarán nuevas medidas de ordenación del entorno.

Durante el último trimestre del año, y en función de la climatología y la disponibilidad de semilla, la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación prevé realizar una nueva siembra, esta vez de almeja japonesa, en los estuarios de Santander y de Santoña.