El mercadillo de los 'jueveros' de Castro vuelve al centro de la ciudad diez años después

Los 'jueveros' estuvieron instalados en la céntrica plaza de La Barrera hasta 2009, antes de ser trasladados a Cotolino./Abel Verano
Los 'jueveros' estuvieron instalados en la céntrica plaza de La Barrera hasta 2009, antes de ser trasladados a Cotolino. / Abel Verano

El Ayuntamiento hará este jueves efectivo el traslado de los puestos a la explanada situada junto al 'Pachi Torre'

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El mercadillo semanal de los 'jueveros' de Castro Urdiales vuelve al centro de la cuidad diez años después. El Ayuntamiento anunció este martes, a través de una nota de prensa, que hará efectivo el 14 de febrero, el traslado del mercadillo a la explanada situada junto al Polideportivo Pachi Torre, desde su ubicación en Cotolino.

«Se culmina así un proyecto de la Concejalía de Mercado que pretende buscar la mejor ubicación posible para esta actividad comercial y al mismo tiempo dinamizarla, favoreciendo la asistencia de vecinos y por tanto la continuidad del mercado», apuntaron desde el equipo de gobierno de CastroVerde.

Con motivo del traslado, desde el Ayuntamiento se informa a los ciudadanos que aparcan en la explanada que no podrán hacerlo entre las seis de la mañana de este jueves y sucesivos y hasta las 16.00 horas del mismo día, una vez finalicen las tareas de limpieza.

Según detalló este martes el Ayuntamiento, esta información se recoge en las siete señales verticales colocadas en la zona y también en los avisos que la Policía municipal colocará en los parabrisas de los coches estacionados allí.

Además se pintarán en el suelo marcas similares a las existentes en Cotolino, anterior emplazamiento, avisando de que el jueves es día de mercadillo y con restricción de aparcamiento, y se instalará una cadena para el cierre de la explanada mientras dura la actividad.

Como ya informó este periódico hace una semana, el mercadillo de los 'jueveros' cuenta en la actualidad con 51 puestos, aunque la cifra puede aumentar ya que la nueva ubicación traerá un aumento de vendedores. A este respecto, la edil de Mercado, Virginia Losada, consideró que el cambio de ubicación servirá, además, para poder regularizar todos los puestos. «Primero se colocarán los que están al día de todas las tasas y luego los que se vayan dando de alta».

A la edil de Mercado no se le escapa que el traslado hace diez años de este mercadillo desde la plaza de La Barrera -donde había 98 puestos-, a la Hermandad de Las Marismas en Cotolino (a las afueras de la ciudad) ha provocado un descenso importante. «El mercado ha ido a menos. Ahora van a volver muchos (la nueva ubicación tiene espacio para algo más de 50 puestos)».

Control de los «ilegales»

El portavoz de los 'jueveros', Miguel Ángel Pontón, que espera que se controle más a los puestos ilegales, consideró que el principal problema, además de la ubicación en la que se encontraban, es el aumento de las tasas que tienen que afrontar. «En los mercadillos de Castro, Noja y Torrelavega las tasas son muy altas y eso no se corresponde con una aumento de las ventas con lo que el futuro de estos mercadillos es incierto». Este veterano vendedor, que fue uno de los que trasladó en 2009 desde La Barrera, asegura que ningún joven quiere poner un puesto por las dificultades económicas.