Una muestra para la observación

Una familia disfruta de la parte exterior de la exposición en el parque Amestoy. :: s. hidalgo/
Una familia disfruta de la parte exterior de la exposición en el parque Amestoy. :: s. hidalgo

La exposición itinerante sobre Leonardo da Vinci, de la Caixa, llega a Castro con motivo del quinto centenario de la muerte del genio del Renacimiento

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

Observar, cuestionar y experimentar es fundamental para que los visitantes que acudan a la exposición itinerante de la Obra Social La Caixa, 'Leonardo da Vinci. Observa. Cuestiona. Experimenta', puedan disfrutar plenamente de la experiencia. Ubicada en el Parque Amestoy, esta muestra organizada por la entidad, en colaboración con el Ayuntamiento castreño, permite que los asistentes viajen a través del tiempo para conocer una de las mentes más brillantes de la historia con motivo del quinto centenario de su muerte. Para ello, la exposición, compuesta de una parte interior y otra exterior, permanecerá en la ciudad hasta el 31 de agosto y podrá ser visitada de lunes a domingo, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 23.00 horas, siendo las visitas guiadas a las 12.00 y a las 19.00 horas.

A través de la muestra, que cuenta con la colaboración del Château du Clos Lucé - Parc Leonardo da Vinci, el lugar donde Leonardo pasó sus últimos años de vida, se pretende dar respuesta al secreto de la creatividad de da Vinci, además de averiguar qué ofrece su pensamiento a los ciudadanos del siglo XXI, presentando al símbolo del «hombre del Renacimiento desde una perspectiva innovadora», explicaron desde la organización, añadiendo que Leonardo «no se muestra como un genio, sino como una actitud ante la vida, como una forma de mirar e interactuar con la realidad en la que la curiosidad fue el motor que dio rienda suelta a su genialidad».

Sobre la exposición, la comisaria Érika Goyarrola aseguró durante la inauguración celebrada el pasado martes, 30 de julio, que «quiere dar a conocer la figura de Leonardo da Vinci partiendo de su curiosidad, que es quizás la característica que le ha convertido en una figura universal y que ha conseguido trascender a su propio tiempo». Por su parte, la delegada de la Fundación Bancaria La Caixa en Cantabria, Sonia Sáenz, indicó que este programa se da en los lugares en los que no hay 'Caixaforums', siendo una iniciativa de exposiciones itinerantes que permite llegar a más de un centenar de ciudades de España. «El año pasado, estas 100 exposiciones fueron visitadas por 3.000.000 de personas. Es una gozada estar en Castro, es siempre éxito seguro. El año pasado, con 'El Ártico se rompe', pasaron más de 25.000 personas y este año esperamos repetir éxito porque estamos con nuestra exposición más novedosa, que por primera vez mezcla espacio interior con exterior», matizó Sáenz.

La exposición itinerante sobre Leonardo da Vinci estará presente en Castro hasta el 31 de agosto

Observar dentro y fuera

Y es que, los visitantes pueden disfrutar de dos espacios que se complementan entre sí, siendo el interior un lugar en el que tiene lugar una asombrosa proyección audiovisual que pone en contexto a los visitantes a través de la observación, el análisis y la imaginación. A continuación, el guía da paso al resto de la muestra en la que los asistentes interactuarán a lo largo de siete juegos analógicos y digitales, siendo estos 'Un secreto común'; '¿Es o no es?'; 'Detrás de la sombra'; 'Desconexión'; 'Circuito de ingenio'; 'Acción automática' y 'La libreta de Leonardo'. Los juegos «nos van a hacer demostrar lo importante que es la imaginación, la intuición, la observación, la importancia de cuestionarnos las cosas para avanzar en el pensamiento», explicó Goyarrola.

A continuación, al salir al exterior, los asistentes se encuentran con cuatro maquetas de grandes dimensiones, realizadas a partir de varios manuscritos y dibujos de diferentes máquinas que había estudiado el genio que reproducen de manera fiel «algunas de las ideas más modernas y premonitorias de Leonardo», construidas con materiales actuales para lo cual ha sido necesaria la utilización de tecnología punta, así como el trabajo de un equipo de ingenieros especializados en la construcción de robots y prototipos. Así, el tornillo aéreo; el hombre de Vitruvio; la máquina voladora y el barco de palas son los elementos que los asistentes pueden observar con el marco de la bahía castreña de fondo. «Son distintos elementos, tanto fuera como dentro, con los que vamos a poder adentrarnos en esta mente tan maravillosa que es la de da Vinci», comentó la comisaria, destacando que los espacios están planteados como lugares de participación para fomentar el trabajo en equipo y mirar de forma «diferente para que aprendamos a mirar la cotidianidad y nuestro día a día de una manera distinta».

De este modo, través de esta experiencia se conecta la «misma metodología de trabajo de da Vinci con nuestra vida cotidiana, mediante un lenguaje contemporáneo y cercano al público más joven, con el objetivo último de estimular la creatividad y fomentar la curiosidad», señalaron desde la organización.

Para culminar la experiencia, la realidad aumentada toma protagonismo en este punto a través de la creación de una aplicación creada especialmente para la ocasión. «Los visitantes, escaneando los códigos QR que encontrarán en la muestra, podrán ver qué aspecto hubieran tenido las maquetas con los materiales originales de la época (hierro, madera, cuerda, cuero, lino), y cómo hubieran sido sus movimientos tal y como Leonardo las había imaginado», indicaron.

Para poder acercar esta exposición a la ciudadanía, La Caixa ha trabajado dos años y medio en el proyecto. «Para hacerlo posible, ha sido necesario el trabajo de un equipo pluridisciplinario formado por expertos en Leonardo da Vinci, arquitectos, ingenieros, guionistas, realizadores audiovisuales y especialistas en diseño, en programación de juegos multimedia y en realidad aumentada», aseguraron desde la organización, algo en lo que incidió Goyarrola, quien recordó que «la muestra ha estado organizada y diseñada por un equipo enorme y está planteada como una experiencia, para entender la vida de la misma manera que lo hacía Leonardo».

Por su parte, el director de Instituciones de CaixaBank en Cantabria, César Gil, agradeció poder contar con la muestra «en un entorno privilegiado como es Castro», trayendo por primera vez a Cantabria una de sus «joyas». «Si de todas las cosas que nos admiran de Leonardo da Vinci tuviéramos que destacar una, sería su capacidad para adelantarse a su tiempo en todo lo que hacía. Pintura, ingeniería, geometría, anatomía y botánica son tan solo algunas de las disciplinas en las que todavía perdura su huella», señaló Gil, añadiendo que esta exposición que muestra aspectos intangibles como el pensamiento y la curiosidad de Leonardo, «su manera de siempre más allá en el conocimiento».

«El vínculo entre Leonardo, a caballo entre los siglos XV y XVI, y nosotros, los visitantes de la exposición en el siglo XXI, es mucho más natural y directo de lo que podríamos llegar a imaginar y esta exposición nos lo va a demostrar», aseguró el director sobre esta muestra que agudiza los sentidos y la intuición de los visitantes de un modo interactivo.