«No me niego a negociar con los sindicatos la oferta pública de empleo»

«No me niego a negociar con los sindicatos la oferta pública de empleo»
R. Ruiz

El alcalde de Castro, Ángel Díaz Munío, asegura que mantendrá un encuentro con los representantes de los trabajadores cuando los técnicos indiquen los puntos a tratar

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El alcalde de Castro Urdiales, Ángel Díaz Munío (CastroVerde), se vio ayer obligado a comparecer en rueda de prensa ante las duras acusaciones y críticas de algunos miembros de los grupos de la oposición municipal como consecuencia de los problemas que se está encontrando el equipo de gobierno para sacar adelante el que será el primer Presupuesto de la presente legislatura.

Como ya informó ayer este periódico, el equipo de gobierno desconvocó el pasado miércoles, en torno a cuarenta minutos antes de su celebración, de la Comisión Informativa de Hacienda que iba a dictaminar los Presupuestos de 2018.

Según detalló la concejal de Comunicación, Elena García (CastroVerde), el motivo por el que no se ha podido dictaminar el documento económico tiene que ver con un informe de la secretaria municipal que afectaba a los planes previsto por el Gobierno local. «El interventor municipal nos había indicado que en el Anexo de Personal no era necesario hacer mención a las nuevas incorporaciones. Como no tenemos aún definido cómo va a ser la Oferta Pública de Empleo (OPE), nos comentó que podíamos aprobar dicho anexo sin incluir dichas plazas, que se podían negociar después, una vez aprobado el Presupuesto».

El equipo de gobierno tiene que consensuar la oferta de empleo para poder aprobar el Presupuesto

El problema ha surgido, según explicó García, cuando la secretaria municipal aseguró, en contra de las tesis del interventor municipal, «que sí hay que negociar el anexo de personal», además de definir los cambios que se han producido en la plantilla municipal respecto al 2014, año de aprobación del último documento económico.

Esta situación ha provocado una cascada de críticas a la que el regidor castreño quiso ayer hacer frente, no sin antes dejar claro que los problemas de personal que afectan tanto a los Bomberos como a la Policía Local «llevan 15 años sin resolverse».

Díaz Munío aseveró que, ante las últimas indicaciones de la secretaria municipal sobre los pasos que tienen que dar para poder aprobar el documento económico, «no vamos a aprobar nada que pueda ser impugnado o dé lugar a alguna reclamación vía judicial». «Todo el expediente tiene que estar respaldado de los servicios jurídicos», subrayó, al tiempo que insistió en que «es absurdo pensar que queremos sacar adelante de forma precipitada el Presupuesto».

Llegado a este punto, el alcalde de Castro está a la espera de que los técnicos municipales indiquen qué es preceptivo negociar con los sindicatos como paso previo a la aprobación en Pleno del documento económico.

«Lo que no queremos, como pretenden los sindicatos, es abordar ahora otros temas que no son preceptivos, y que entendemos que reivindiquen, como una nueva jornada de trabajo de 35 horas, más horas de libre designación, el 100% de retribución cuando se encuentren de baja», señaló.

Por el interés general

Díaz Munío también quiso dejar claro que su equipo de gobierno no está para «cubrir el expediente». «Eso es lo que han hecho otros grupos en años anteriores, no queriendo afrontar problemas como los que estamos resolviendo nosotros». «No estamos para contentar a los partidos, ni a los sindicatos, sino al interés general de los vecinos».

Respecto a su relación con los sindicatos, el alcalde de Castro insistió en que no se niega a sentarse con ellos, «porque les entiendo, les defiendo y estoy a favor de ellos. Pero no podemos negociar nada hasta que los técnicos municipales indiquen qué es lo que debemos negociar para aprobar el Presupuesto».

 

Fotos

Vídeos