Ningún niño sin colonias de verano gracias a la camiseta de Ainhoa

Una familia de Castro recauda dinero a favor de los niños con enfermedades neuromusculares

Ainhoa y su madre lucen las camisetas solidarias. /Samira Hidalgo
Ainhoa y su madre lucen las camisetas solidarias. / Samira Hidalgo
Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

La solidaridad tiene forma de camiseta. Una familia de Castro ha puesto en marcha recientemente una iniciativa para recaudar dinero a través de la venta de camisetas y otros artículos con la finalidad de que ningún niño que tenga una enfermedad neuromuscular degenerativa se quede sin disfrutar de las colonias de verano que se celebran en Barcelona. La cara de Ainhoa, una vecina castreña afectada por esta enfermedad, adorna las camisetas que ya se pueden ver entre los ciudadanos de Castro.

La idea surgió hace un mes, cuando Begoña Álvarez, madre de Ainhoa, hablaba con su hermana sobre la problemática de la financiación de las colonias de verano, una actividad de una semana de duración que supone más de 1.000 euros por niño, ya cada niño tiene que contar con un monitor las 24 horas del día. Este tipo de colonias, organizadas por la Asociación de Enfermedades Neuromusculares –Asem–, se celebran una vez al año y únicamente en Barcelona a nivel estatal. «Cuando se van acercando estas fechas, desde la asociación nos piden ayuda para recaudar dinero ya que cada vez hay menos subvenciones. Además, a partir de los 18 años ya no pueden acudir a estas colonias de respiro familiar», explicó Álvarez, quien cuenta que su hermana y su amiga abrieron una tienda on-line de productos de belleza y le dijeron que querían colaborar con la causa, así que pensaron en poner a la venta camisetas solidarias con la cara de Ainhoa.

«La gente está colaborando muchísimo, es muy solidaria», aseguró Begoña Álvarez

La iniciativa está teniendo una gran acogida y prueba de ello son las 200 camisetas que se han vendido ya, costando 20 euros la blanca y 25 la negra. Además, se han vendido cerca de 20 tazas a diez euros; unos 20 botellines metálicos por el precio de quince euros y cerca de 10 bolsas por la cantidad de diez euros, unos artículos, estos últimos, que han salido a la venta en los últimos días y que se ampliarán próximamente con camisetas para chicos. Del precio de venta, el 10% se recaudará para que ningún niño que sufra esta enfermedad se quede sin sus colonias de verano. «La idea es ir financiando las colonias de cada año hasta lograr que puedan seguir celebrándose cuando los niños tengan los 18 años, ampliando la edad, porque si no, no van a poder tener sus vacaciones de verano sin que vayan los padres», destacó Álvarez.

En cuanto al diseño, una tatuadora de Bilbao dibujó el rostro dulce de Ainhoa, que aparece en cada uno de los artículos mencionados. «La gente está colaborando muchísimo, es muy solidaria. Es una pasada, todo el mundo me pide camisetas, incluso gente que no me conoce», cuenta satisfecha esta madre, añadiendo que además de solidarias, las camisetas son bonitas y que le hace «mucha ilusión» ver a la gente con ellas puestas por la calle.

La enfermedad

Las enfermedades neuromusculares degenerativas debilitan los músculos de la persona tanto por dentro como por fuera, necesitando por ello a una persona que les ayuden continuamente. A Ainhoa le detectaron esta enfermedad cuando tenía quince meses y, según su madre, al principio se preguntaba por qué le había pasado a ella, pero ha aprendido a vivir así. «Es una niña que tiene un carácter estupendo, independiente, que saca muy buenas notas en clase y que, afortunadamente, está rodeada de buena gente que la ayuda en su día», concluyó.

Los interesados en colaborar con la causa pueden visitar la web emepe21.es, para que los niños afectados por esta enfermedad puedan seguir disfrutando de sus vacaciones.