Un parto feliz y veloz en el centro de salud de Castro: «No me dio tiempo a llegar al hospital»

La madre y la hija, en el Hospital de Laredo./061
La madre y la hija, en el Hospital de Laredo. / 061

«En apenas media hora» Alaia vino al mundo y tanto la pequeña como su madre, Laura, se encuentran «muy bien»

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Esta mañana ha tenido lugar una de esas noticias que dejan sonrisa, las que ocurren cuando el momento de llegar al mundo se ve rodeado de alguna peculiaridad, como por ejemplo que no tenga lugar en un hospital. El de hoy no es un caso tan extraordinario como otros que han ocurrido recientemente en Cantabria -un parto en un autobús en Los Corrales de Buelna, otro en una granja en Cortiguera, ambos a principios de junio en un espacio de 24 horas- pero merece formar parte de esa lista de alumbramientos exitosos a pesar de las vicisitudes. Las protagonistas: Laura (la madre) y Alaia (su hija). Ya con ella en brazos y en una cama del Hospital de Laredo, contesta a la llamada de este periódico cuando apenas han pasado cuatro horas desde que ambas se vieran las caras por primera vez.

«A las seis de la mañana empecé a sentir contracciones, pero muy rápidas. Esperé a que mi marido me pudiera llevar al hospital, pero no me dio tiempo ni siquiera a irme...», cuenta Laura, colombiana de 30 años y residente en Otañes (Castro Urdiales), cuyos planes pasaban por dar a luz en el Hospital de Laredo. «Pero me dolía mucho y llamamos a una ambulancia, que me trasladó directamente al centro de salud de Cotolino porque no me daría tiempo a llegar a Laredo». Y, en efecto, en este ambulatorio tuvo lugar el parto a las 07.25, asistido por la matrona y personal del SUAP.

A pesar de las prisas de Alaia por nacer, «en media hora desde que llamamos ya estaba aquí», todo ha salido bien. «El parto ha ido perfecto, y ella yo estamos muy bien», cuenta la madre.

En cuanto la pequeña nació, ambas fueron trasladadas al Hospital de Laredo por una unidad de Soporte Vital Avanzado (SVA) del 061, donde han sido sometidas a los cuidados habituales. En los perfiles oficiales de Twitter del 061 y del 112 se han hecho eco de la feliz noticia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos