El regionalista Javier Pérez, elegido nuevo alcalde de Valle de Villaverde

Javier Pérez Aguirre, de 31 años, fue elegido ayer nuevo alcalde de Valle de Villaverde./Abel Verano
Javier Pérez Aguirre, de 31 años, fue elegido ayer nuevo alcalde de Valle de Villaverde. / Abel Verano

A sus 31 años, el edil coge el testigo de Pedro María Llaguno, que falleció hace una semana tras 22 años como regidor

ABEL VERANOCastro Urdiales

"Nunca imaginé que llegaría a ser alcalde cuando hace dos años me presenté en la lista del PRC a las elecciones municipales. En el partido nos preguntamos: ¿Quién se pone de segundo? Y pensamos; qué mas da". A sus 31 años, Javier Pérez Aguirre, ajustador en una cooperativa, se convirtió en el nuevo alcalde de Valle de Villaverde tras el fallecimiento repentino hace una semana de Pedro María Llaguno, regidor de este municipio durante los últimos 22 años.

Pérez recibió el respaldo de sus cinco compañeros de partido en un pleno extraordinario celebrado con carácter urgente en la tarde de ayer y al que no asistió el otro candidato a ocupar el sillón de alcalde, el popular Carlos Recio, único edil de la oposición. Y es que el PRC obtuvo en las pasadas elecciones 188 votos frente a los 41 del PP.

"Seguiré la misma línea de Pedro Mari y vamos a terminar los proyectos que están en marcha"

El acto fue muy familiar. De hecho, entre el público asistente apenas estuvieron presentes los familiares de Javier, que no quisieron perderse su nombramiento como alcalde de un municipio de apenas 300 habitantes y enclavado en el País Vasco.

El pleno comenzó con una declaración institucional con motivo del fallecimiento de Llaguno, el anterior alcalde. "Su falta supone una pérdida irreparable por su calidad personal, su proyección pública y su entregada dedicación al pueblo", señaló el alcalde accidental, para, a continuación, agradecer el apoyo y condolencias de diferentes ayuntamientos, instituciones y colectivos. A continuación, los cinco ediles presentes en el plenario y el público asistente guardaron un minuto de silencio en señal de duelo y después se procedió al nombramiento del nuevo concejal de la Corporación, Víctor Manuel Aguinagalde. Finalmente se procedió a la votación del nuevo alcalde, que, como se preveía, fue Javier Pérez. Sus únicas palabras tras el juramento fueron: "Seguiré la misma línea de Pedro Mari".

El nuevo alcalde, que recibió la felicitación de su mujer, acompañada de su hija, avanzó que, a pesar de asumir el cargo de alcalde, "todas las decisiones las vamos a tomar entre los seis concejales del equipo de gobierno".

Pérez señaló que en estos momentos trabajan en la renovación del alumbrado público para ahorrar energía, así como en la construcción de un parque infantil en el barrio de Laiseca. Otras actuaciones pendientes son la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana, después de 12 años de tramitación, y la reparación de la carretera que une el municipio con el Valle de Carranza.

"Nuestra intención es terminar los proyectos que están en marcha y aportar nuevas ideas. Terminaremos esta legislatura y a ver dentro de dos años", señaló.