Santullán organiza una marmita popular abierta a quien no obtuvo plaza en Castro

Imagen de una de las últimas ediciones de la Marmita de Castro Urdiales./Abel Verano
Imagen de una de las últimas ediciones de la Marmita de Castro Urdiales. / Abel Verano

El pedáneo, Julián Revuelta, asegura que la iniciativa surgió a petición de los vecinos y tras el éxito de los concursos de tortillas y paellas de las pasadas fiestas de Santiago

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

La Junta Vecinal de Santullán, en Castro Urdiales, tiene previsto llevar a cabo una Marmita popular en la pedanía, que bien puede satisfacer, de alguna manera, a aquellos que no consiguieron parcela para realizar su cocido en Castro Urdiales el próximo miércoles, 15 de agosto. El entorno y las vistas no son las mismas, pero las condiciones son de lo más atractivas: un espacio cubierto por si la lluvia hace acto de presencia y «aparcamiento fácil».

Según detalla el alcalde pedáneo de Santullán, Julián Revuelta, la idea ha surgido por iniciativa de los propios vecinos, que quedaron «contentos» con los concursos gastronómicos de tortillas y paellas que se celebraron el pasado 28 de julio en la plaza de la pedanía, «que se llenó», con motivo de la fiesta de Santiago. «Les gustó el resultado de ese día y me dijeron si se podía hacer marmita el día 15 porque en Castro había poco espacio (se pintan 200 y hay gente que se ha quedado sin sitio). Entonces dejamos la carpa para que estén cubiertos en caso de lluvia».

Revuelta lamenta que ya se haya generado una polémica en torno a esta propuesta, ya que algunos ven la iniciativa como una competencia a la fiesta que se celebra cada año en el centro de Castro. Pero nada más lejos de la realidad. Según señala el pedáneo lo que se pretende es que los vecinos de Santullán no tengan que desplazarse a Castro y tengan un espacio donde poder cocinar sus marmitas, eso sí, fuera de concurso. «Se trata de una marmita social», aclara Revuelta.

Aunque la idea inicial estaba dirigida a los propios vecinos de la pedanía, el presidente de la Junta Vecinal invita a que cualquier cuadrilla del municipio castreño se acerque a Santullán, «donde será bienvenida».

«Aquellos que vengan van a poder ubicarse en la cancha deportiva, que está cubierta y da sombra en caso de sol y también protege en caso de lluvia. Además, está la carpa instalada en la plaza y la zona de la Casa del Cura. En total hablamos de casi 5.000 metros cuadrados y fácil aparcamiento», señala Revuelta.

«Me parece buena idea»

La iniciativa de la Junta Vecinal de Santullán ha sido bien acogida por parte del concejal de Festejos de Castro Urdiales, Humberto Bilbao (CastroVerde), que se hizo eco de ella a través de este periódico. «No me parece mal que se de la posibilidad a aquellos que no puedan participar en Castro de hacerlo en Santullán».

El edil de Festejos cree que es una buena opción para aquellos que realmente quieren cocinar una marmita ese día. Frente a los que critican este encuentro paralelo al que se celebra en el centro de Castro, Bilbao no cree que haya competencia alguna. «El ambiente festivo no es el mismo en Castro que en Santullán, así que no veo donde está el problema. Es una opción más para aquellos que quieran cocinar ese día», insistió, al tiempo que se mostró comprensible con la postura de los vecinos de Santullán que han planteado esta Marmita popular.

Bilbao cree que en Castro la base de esa fiesta debería ser el concurso gastronómico, como lo fue en sus orígenes y «no una fiesta de la marmita donde de alguna manera se legalice un botellón». Para llegar a este punto, el concejal de Festejos ya propuso en su momento a las peñas, que son los organizadores, reconvertir la fiesta.

Eso supondría, según el concejal de Festejos, cambiar ciertos aspectos del concurso como utilizar un plato de barro en lugar del de plástico para participar, presentar seis raciones y no una, y contar con un jurado profesional. «En su momento planteé esta idea a las peñas, pero la rechazaron. Así que seguiremos con la misma fiesta».

 

Fotos

Vídeos