Susana Herrán rescata para Castro las casetas de feria que su antecesor suprimió

El concejal de Festejos del PP, Javier Muñoz, fue el impulsor de las casetas de hosteleros en Castro Urdiales hace dos legislaturas./
El concejal de Festejos del PP, Javier Muñoz, fue el impulsor de las casetas de hosteleros en Castro Urdiales hace dos legislaturas.

El nuevo equipo de gobierno tomó ayer esta decisión dando cumplimiento a una moción que PP, PSOE, PRC y MásCastro aprobaron hace dos años

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

La primera medida destacable que adoptó ayer el nuevo equipo de gobierno de Castro Urdiales, integrado por PSOE y Ciudadanos, fue recuperar una iniciativa que instauró el PP en 2011 y CastroVerde suprimió en 2017, como son las casetas que los hosteleros colocaban en la explanada del Parque de Amestoy durante las fiestas de la Semana Grande y el Coso Blanco, que están a la vuelta de la esquina ya que empiezan el próximo sábado, 22 de junio.

Hay que recordar que hace dos años, CastroVerde, que gobernaba entonces en minoría, decidió suprimirlas porque apostaba por extender el ambiente festivo a «todo el sector» y por las diferentes calles y barrios.

Esta controvertida decisión de la Concejalía de Festejos, a la que accedía entonces Humberto Bilbao tras romper CastroVerde el pacto de gobierno con el PSOE, permitía, además, según el equipo de gobierno, que el Parque de Amestoy «se preservara como espacio para el esparcimiento y el desarrollo de actividades culturales y de ocio (conciertos, teatro infantil, etc.)».

La Concejalía de Festejos, que dirigió casi dos años el socialista José Sámano, señaló entonces que estaba diseñando unas fiestas de la Semana Grande y el Coso Blanco «pensando en todo tipo de públicos, con la mayor participación posible y fomentando el uso del espacio público para actividades culturales y lúdicas variadas».

Desde este departamento aseguraban que el objetivo era «repartir las actividades por diferentes puntos del casco urbano y favorecer un ambiente festivo lo más general posible, sin concentrarlo en un único punto».

Por ello, CastroVerde apostaba por la «continuidad» de las 'casetucas' de asociaciones y colectivos sin ánimo de lucro, ubicadas en la explanada de San Guillén, y publicó tanto el pliego para estas instalaciones como para las atracciones de feria, que se instalarían en la explanada situada entre el colegio Arturo Dúo y el Polideportivo Pachi Torre.

La decisión de CastroVerde, que fue vista con buenos ojos por algunos hosteleros que consideraban que les perjudicaba «porque beneficiaban a unos pocos», se topó con la oposición del resto de grupos de la Corporación, integrada entonces por PSOE, PP, PRC y MásCastro, que presentaron una moción conjunta para que no se retirarán, aunque fue desoída por el equipo de gobierno.

Condiciones

Ayer, el equipo de gobierno, que quiso dar cumplimiento a una moción que aprobaron hace dos años junto a PP, PRC y MásCastro, publicó en la web del Ayuntamiento un nuevo pliego de condiciones que rige la apertura de las casetas, que tendrá lugar desde el 22 al 30 de junio y los días 5 y 6 de julio. En el caso de los días 22 de junio, sábado, 28 y 29, viernes y sábado, y 6 de julio, sábado, el horario será de 12.00 a 02.30 horas. El 23 de junio, víspera de San Juan, el horario se extenderá hasta las 03.00 horas; el día 5 de julio, Coso Blanco, hasta las 04.30 horas, mientras que el resto de días el horario será de 12.00 a 00.00 horas. No obstante, las casetas podrán cerrar desde las 16.00 horas a las 19.00 horas para realizar las distintas tareas que les requiera su correcto funcionamiento.

Los adjudicatarios de los puestos, cuyas solicitudes podrán presentarse hasta mañana a las 13.00 horas, abonarán un canon económico por el uso del espacio de suelo público. En concreto, la ocupación de 12 metros cuadrados durante once días asciende a 852 euros. Además, estarán obligados a depositar una fianza 700 euros en concepto de garantía, que será devuelta una vez la policía informe que no se ocasionaron desperfectos por la ocupación o no se incumplieron las normativas establecidas en este pliego.

Los requisitos para optar a una de estas casetas son estar dado de alta en el Impuesto de Actividades Económica, actividad de hostelería en el epígrafe 6732 (bar con comidas) o 6175 (restaurantes), y contar con licencia municipal de apertura de establecimiento de hostelería en el término municipal de Castro Urdiales, a la fecha de presentación de la solicitud. Asimismo se requiere que el establecimiento cuente con autorización sanitaria de funcionamiento, que oferte un pincho de la caseta con entidad y calidad gastronómica, y que esté al corriente en el pago de sus obligaciones tributarias con el Ayuntamiento (esta circunstancia se comprobará de oficio por el servicio de recaudación).

Una vez resulte adjudicatario de la caseta se deberá aportar obligatoriamente póliza de seguro de responsabilidad civil por los sucesos que puedan ocurrir derivados de la explotación de la caseta, por importe mínimo de 300.000 euros y recibo bancario de estar abonado y en vigor.

Finalizado el plazo de presentación de solicitudes se procederá a la calificación de la documentación presentada y si se superase el número de doce interesados, se realizará un sorteo público ante la Secretaria de la Corporación.