El Gobierno de Cantabria señalizará la Vía Agripa para ponerla en valor

El consejero de Innovación y Turismo, Francisco Martín, recibió una camiseta con el logotipo de la senda. /
El consejero de Innovación y Turismo, Francisco Martín, recibió una camiseta con el logotipo de la senda.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio Francisco Martín, se reunió con representantes de los nueve ayuntamientos implicados

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El Gobierno de Cantabria llevará a cabo una actuación para poner en valor y potenciar la Vía Agripa, la ruta jacobea de la Edad Media. Así, y tal y como anunció esta semana el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, se procederá a la señalización de la senda cultural 'En busca de la Vía de Agripa'.

El consejero dio a conocer esta medida en el transcurso de una reunión mantenida con los representantes de los nueve ayuntamientos implicados en el proyecto y lo hizo para constatar que el compromiso del Ejecutivo cántabro sigue en vigor para poner de relieve esta ruta jacobea.

La senda 'En busca de la Vía de Agripa' ha recibido este nombre porque se cree que fue una de las vías de penetración que los romanos realizaron con motivo de las Guerras Cántabras y que posteriormente fue convertida en ruta jacobea en la Edad Media para los peregrinos que no querían exponerse a los peligros de cruzar la bahía de Santander, siendo posteriormente parte del Camino Real desde Laredo a Santillana del Mar.

El acto de esta semana concluyó con la entrega de una camiseta con el logo de la senda al consejero

Francisco Martín recibió a una representación de los nueve términos municipales implicados en la senda (El Astillero, Bareyo, Camargo, Entrambasaguas, Medio Cudeyo, Piélagos, Ribamontán al Mar, Ribamontán al Monte y Villaescusa) que estuvo compuesta por el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández; el alcalde de Medio Cudeyo, Juan José Perojo y el concejal de Camargo Eugenio Gómez, además del presidente y vicepresidenta de la Asociación Vía de Agripa, Valeriano Teja y Ana Cagigas, respectivamente.

El consejero recibió una memoria valorada con un mapa digitalizado donde se detalla el posicionamiento referenciado de cada baliza de señalización y el emplazamiento de los carteles explicativos que a lo largo de la senda instruirán a los viandantes del valor patrimonial, tanto cultural como natural, que van a encontrar a lo largo del recorrido.

Según los representantes que se entrevistaron con Martín, este ramal interior del Camino de Santiago por el Norte, que viene denominándose senda cultural en busca de la Vía de Agripa, mientras la Unesco no lo oficialice como tal Camino de Santiago, está adquiriendo vida propia y cada vez son más los transeúntes y peregrinos que se deciden por conocer esta otra alternativa que rodea todo el arco de la bahía de Santander.

Un programa de actos

El presidente de la Asociación Vía de Agripa informó a Martín de las actuaciones que se llevarán a cabo para consolidar la senda, para lo cual es fundamental la señalización. Se organizarán una serie de charlas, conferencias y actos de presentación que darán a conocer la riqueza patrimonial del entorno. También se organizarán marchas y se animará a toda la población a acercarse a recorrer el itinerario señalizado. También se publicará un libro-guía con las diferentes etapas.

En el acto se entregó al consejero una camiseta con el logo de la senda.

La asociación Vía Agripa se puso en marcha en agosto del pasado año. Por primera vez, un grupo de treinta personas, integrado por miembros del colectivo, alcaldes y concejales de varios ayuntamientos, se unieron para echarse a andar y lo hicieron recorriendo el trayecto Bareyo-Güemes, con el fin de dar a conocer uno de los tramos por donde transcurre la vía que da nombre al colectivo.

La iniciativa, la primera de otras muchas que tendrán lugar próximamente y que ya están fijadas en el calendario, trató precisamente de eso, de mostrar las bondades de uno de los recorridos que tiene el camino de Agripa, dentro de un proyecto que busca su puesta en valor para su incorporación al Camino Norte de Santiago.