«La impresión 3D ya no es cosa del futuro, está aquí»

:: s. i. /
:: s. i.

Antonio Bolado, coordinador talleres impresión 3D de Astillero

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDO

La Concejalía de Cultura, Educación y Juventud del Ayuntamiento de El Astillero sigue apostando por las nuevas tecnologías, con cursos innovadores y pioneros en Cantabria como el que ha organizado a través del Almacén de las Artes -y que tendrá lugar pronto- para la construcción de una impresora 3D. Una oportunidad «increíble», dijo la responsable del área, María Ángeles Eguiguren, de la que hoy nos habla Antonio Bolado, fisico y coordinador de los cursos tanto para adultos como para niños.

-¿Cómo se van a articular los cursos de creación de impresoras 3D?

-Esta formación tendrá una duración de una semana, y se desarrollará de lunes a jueves durante dos horas al día, con un número máximo de quince alumnos. Los interesados deberán inscribirse cuanto antes en el Almacén de las Artes, situado en la Plaza del Mercado, llamando al teléfono 942 077 065 o en el mail info@elalmacendelasartes.com.

«Los niños, en particular, tienen mucho talento y mayor valentía para probar cosas increíbles»

-¿Cuál es el cometido de estos talleres?

-Este curso práctico tiene como objetivo la construcción de una impresora 3D RepRap modelo Prusai3 Hephestos. De esta manera, vamos a formar al asistente tanto en los aspectos mecánicos y de control de la impresora, así como en todas las herramientas de software necesarias que permiten imprimir modelos diseñados con programas CAD.

-¿Cómo se impartirán estos conceptos?

-De forma práctica, mientras el asistente construye una impresora 3D, desde el montaje de la estructura, el conexionado de los elementos electrónicos (motores, detectores, hot end y placas) hasta las pruebas de funcionamiento, así como la calibración básica, la explicación del software de control, comprobación y puesta a punto de los componentes electrónicos y mecánicos y la calibración definitiva, profundización en el uso del software, pruebas de impresión y primeras prácticas.

-Y en suma, ¿Qué permitirá hacer una impresora 3D?

-Básicamente, crear con materiales plásticos cualquier cosa que nos podamos imaginar o necesitar. Necesito cordones, necesito tacos para los zapatos o una pieza que se me ha roto del armario... Cualquier cosa que se nos ocurra.

-Y una vez que se sabe qué se desea imprimir, ¿Cómo funciona el sistema?

-Toda vez que sabemos qué diseño queremos, elegimos la densidad, la altura, el tamaño de la pieza. Luego, mandamos el archivo a la impresora y, como imprimen a sesenta micras, con una calidad magnífica, en un tiempo concreto obtenemos la pieza. A mayor calidad, mayor tiempo de impresión. Este tipo de impresoras imprimen por capas y siempre buscan el camino más rápido.

Los cursos de construcción de impresoras 3D tienen un cupo máximo de quince personas

-¿Qué problemas podemos encontrar con estas impresoras?

-El principal, la calibración. Es cierto que esto suele ocurrir con las de primera generación, pero ahora el mercado ha evolucionado mucho. Nosotros no trabajamos con las más nuevas, por lo que debemos calibrarlas de vez en cuando para garantizar una impresión que sea siempre de calidad.

-Los niños estarán encantados con estos talleres...

-Sí. Porque, además, los niños en particular, tienen mucho talento. Hacen cosas que te dejan alucinado. Desde luego, un adulto lo coge todo mucho mejor, pero no tienen esa creatividad, esa valentía de los niños de probar cosas increíbles que luego resultan ser grandes descubrimientos.

-También se pueden escanear figuras, incluso personas, y luego imprimirlas en 3D...

-Sí. A los cursos viene cantidad de gente y al respecto surgen demandas peculiares. Sin ir más lejos, en varias ocasiones nos han sugerido imprimir el busto de una novia, para darlo luego como obsequio a los invitados de la celebración de la boda. En Venecia, de hecho, ya ha cantidad de gente en la calle con este tipo de impresoras, haciendo negocio realizando llaveros personalizados. La verdad es que viene una total revolución.

-Llevan ya años con estos cursos ¿Hay mucha gente que tiene ya una en casa?

-Hay mucha gente interesada, pero pocos compran. Apenas dos en El Astillero la tienen.

-Siempre habla de que este mundo es el futuro...

-Sí. Aunque ya más que futuro, hay que hablar de presente.

 

Fotos

Vídeos