Un llamamiento a la limpieza

Los enseres se pueden depositar junto a los contenedores únicamente los martes. :: dm/
Los enseres se pueden depositar junto a los contenedores únicamente los martes. :: dm

El Ayuntamiento solicita la colaboración de los propietarios de unas cuarenta parcelas privadas para que las limpien y evitar, así, roedores

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Las fincas privadas y su limpieza siempre han sido un problema en el municipio, pues la falta de constancia en la retirada de maleza generan problemas de salubridad a su alrededor. En este sentido, el Ayuntamiento de El Astillero ha movido ficha en los últimos días y ha comenzado a tramitar una solicitud para exigir la limpieza de más de cuarenta fincas privadas. Esta medida busca, entre otros objetivos, frenar la proliferación de roedores e insectos que en la época estival sufren su mayor repunte.

«Desde el Consistorio somos conscientes del problema con los roedores. En las últimas semanas, han sido varios los vecinos que han trasladado su preocupación por el aumento del número de roedores en algunas zonas del municipio. La contrata encargada de acabar con las plagas realiza campañas periódicas con depósitos de veneno en el alcantarillado pero el trabajo se complica si se trata de actuar en zonas privadas», comentó Marta Fernández, concejala de Medio Ambiente. .

Existen casi medio centenar de fincas privadas cuyo estado de mantenimiento es inexistente. «De poco sirve que hagamos campañas de desratización si existen muchos puntos en el municipio que son el foco de cría de estos animales», aseguró Fernández.

Los vecinos pueden depositar los voluminosos junto a los contenedores únicamente los martes

Por ello, desde el Ayuntamiento de El Astillero se va a llevar a cabo esta actuación conjunta «para que el resultado sea más efectivo y que abarque a todo el municipio», indicó la edil.

Al margen de esta medida, el Ayuntamiento emitió a comienzos de año un informe sobre el volumen de la población de roedores en el municipio, en el que constataba que el pueblo carecía de plagas, debido a las labores de desratización llevadas a cabo por Desinfección Montañesa. El documento, que se hace eco de los datos recogidos en el anterior ejercicio de 2018, arrojaba una conclusión «tajante». En El Astillero «no hay plaga de roedores».

El informe de la empresa Montañesa de Desinfección, la encargada del control de plagas en el Ayuntamiento, recoge un notable descenso de avisos por presencia de roedores en las zonas donde se ha renovado la red de saneamiento, por lo que se puede constatar que el control de roedores ha mejorado.

Así, una de las medidas municipales que han contribuido a mermar la población de ratas en el municipio ha sido la renovación de la red de saneamiento. La antigüedad de dicha red es uno de los factores que inciden en la aparición de roedores.

En algunas zonas donde hay un cierto aumento de avisos, Montañesa de Desinfección lo atribuye a circunstancias coyunturales, como pueden ser los trabajos de movimiento de tierras o la existencia de fincas y propiedades, mayoritariamente privadas, cuyo estado de abandono o suciedad favorecen la presencia de roedores.

El informe de 2018, que recoge tanto las acciones preventivas rutinarias que se realizan durante todo el año como la atención a avisos, incide, precisamente, en la necesidad de que la ciudadanía tome conciencia de que determinadas situaciones o comportamientos favorecen la presencia de roedores.

Aviso por enseres

El Ayuntamiento de El Astillero ha solicitado la colaboración ciudadana para que los muebles y enseres voluminosos se depositen junto a los contenedores únicamente los martes, que es el día establecido para la recogida, «el resto de los días deben ser acercados al Punto Limpio que existe en el propio municipio», señaló la concejal de Medio Ambiente, Marta Fernández.

Según indicó el Ayuntamiento en un comunicado, han sido varias las quejas recogidas en el consistorio por parte de vecinos que ven los contenedores cercanos a sus domicilios rodeados de enseres durante toda la semana. «Queremos recordar a los vecinos que se trata de un servicio de recogida gratuito para todos aquellos que quieran deshacerse de muebles o enseres», comentó la edil.

Una de las preocupaciones del consistorio es mantener el entorno limpio, para lo cual es necesaria la colaboración de la ciudadanía. «Cada día los operarios de limpieza se encuentran con los más variados elementos tirados junto a los contenedores o en espacios públicos, todo ello a pesar de los diferentes servicios de los que se dispone, desde la recogida de basura diaria hasta la citada recogida de enseres los martes o el Punto Limpio abierto de lunes a sábado», explicó Fernández.

También se pide máxima responsabilidad a la hora de utilizar los contenedores de reciclaje que están repartidos por el municipio, «realizando adecuadamente el depósito de materiales para lo que están destinados (papel, vidrio, cartón o aceite) sin mezclarlo con basura orgánica para poder mantener el municipio lo más limpio posible».