El PP ve «nefasta» la gestión de las dársenas de El Astillero

Vista del puerto deportivo de Astillero./Roberto Ruiz
Vista del puerto deportivo de Astillero. / Roberto Ruiz

El grupo en la oposición considera que la renovación de la concesión ha sido una maniobra que obra en perjuicio de los usuarios

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de El Astillero consideró ayer, en una nota de prensa, que la gestión que ha efectuado el equipo de Gobierno (PRC-PSOE) y, en particular, el alcalde, Francisco Ortiz, ante la Autoridad Portuaria en relación a la renovación de las concesiones de las dársenas deportivas San José y Orconera, ha sido «nefasta» por las « negativas repercusiones que tendrá para los propietarios de un atraque y en definitiva para las arcas municipales», consideró.

Para el grupo de los populares que lidera Carlos Cortina, «ha sido una absoluta decepción que el alcalde no haya defendido o no haya sabido defender los intereses de los vecinos de El Astillero y resto de usuarios, que son al fin y al cabo los propietarios de toda infraestructura municipal, como es el caso de la dársena San José, inaugurada en el año 1998 y la de Orconera, cuya puesta en servicio data del año 2001».

En esta misma línea, el PP consideró «un grave error» que haya sido el alcalde el que haya tomado la decisión, por iniciativa propia además, de renunciar a las concesiones anteriores sin contraprestación alguna, es decir, «sin negociar nada a cambio». La consecuencia de todo ello, continuó el partido en la oposición, es que, tal y como se detalla en las nuevas condiciones acordadas, el Ayuntamiento deberá hacerse cargo del mantenimiento del calado de las dos láminas de agua, que ocupan 19.000 metros cuadrados de extensión, así como de sus zonas de acceso, desde ahora y durante los próximos 10 años. «Esto va a implicar, sin duda, un elevado coste que, o bien se repercutirá en los adjudicatarios de un atraque, o bien será el propio Consistorio el que deba reservar una partida presupuestaria para afrontar un gasto que, si se hubiera negociado con determinación la defensa de los intereses de los astillerenses, podría haberse ahorrado y dedicado a otras necesidades». Por ello, el PP pide «explicaciones al regidor regionalista».