El peatón cobra protagonismo en El Astillero

Ahora. La calle Francisco Díaz Pimienta está compuesta de una zona peatonal y una vía de circulación, en donde se reparten diversos aparcamientos y una zona de contenedores de basura. /DM .
Ahora. La calle Francisco Díaz Pimienta está compuesta de una zona peatonal y una vía de circulación, en donde se reparten diversos aparcamientos y una zona de contenedores de basura. / DM .

El proyecto promovido por el equipo de gobierno supondrá la eliminación parcial del tráfico en el centro | El Almacén de las Artes acoge la colección de imágenes que reflejan cómo quedarían la calle Díaz Pimienta y su entorno tras las obras

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Es uno de los proyectos -si no el más- que mayor ruido ha generado en el municipio de El Astillero en los últimos años. Antes de convertirse en realidad (todo depende ahora de si la cámara plenaria lo decide), ha levantado la polémica entre la ciudadanía, sacado a algunos comerciantes y hosteleros de sus establecimientos para protagonizar una manifestación (muy tímida) y ha sido el principal detonante de la ruptura de la coalición PRC-PSOE. La semipeatonalización de la calle Francisco Díaz Pimienta afronta ahora un nuevo capítulo: que la ciudadanía valore el resultado (virtual) de la transformación.

El equipo de gobierno regionalista ha sacado hoy a exposición pública la colección de infografías que ha elaborado el estudio de ingeniería Transporte y Territorio (TyT) que reflejan el antes y el después de la actuación. Una manera con la que el PRC quiere mostrar cómo será esta céntrica calle cuando el peatón cobre todo el protagonismo y cómo se verán afectadas el resto de viales colindantes, como las calles Doña Ana, Doctor Madrazo, Navarra, San José o Plaza de la Constitución.

EL PRESUPUESTO

358.556
euros es el precio de la actuación, de los que el 46% serán asumidos por el Gobierno regional

Desde esta misma tarde, los ciudadanos podrán consultar las infografías, expuestas desde este viernesr en el hall del Almacén de las Artes. La entrada es libre, pero dentro del horario de apertura de las instalaciones.

La obra que pretende ejecutar el Ayuntamiento afectaría a una superficie total de 2.400 metros cuadrados, en un tramo de unos 100 metros lineales de calles que, en su mayor parte tienen un tráfico que puede considerarse de paso, en torno al 70%. El proyecto pretende, además, dar protagonismo al peatón en detrimento de las plazas de aparcamiento. En este sentido, el alcalde, Francisco Ortiz, quiso dejar claro que se verán afectadas 22 plazas de aparcamiento de uso público -en la calle hay algunas de ámbito privado- pero que sólo se contempla la eliminación de 13 aparcamientos.

Haciendo un análisis de la situación, el regidor apostilló que de esas 22 plazas afectadas, 15 son en cordón y 7, de carga y descarga. De ellas, y haciéndose eco del informe de vialidad, cuatro son aparcamientos de corta duración (menos de 30 minutos), pero «la mayor parte de estos aparcamientos se ocupan durante unas seis horas». Una práctica irregular, que se ha vuelto costumbre, y que suma a otras muchas en la zona. «Hay quienes están haciendo abuso del aparcamiento en zona peatonal», algo que «no se puede permitir», aseguró el alcalde.

La semipeatonalización respetará entre cinco y seis plazas de carga y descarga, pero eliminará los aparcamientos de larga duración (de más de tres horas). En cuanto a los de corta duración, se trasladarán a las proximidades, en base a un convenio con el aparcamiento de La Churruca.

Para Ortiz, el problema del aparcamiento no es la semipeatonalización, es otro. Y se soluciona, dijo, «potenciando el aparcamiento privado de La Churruca, con 60 plazas disponibles». De hecho, el Ayuntamiento ya trabaja en un reglamento para el aparcamiento de La Churruca a través del cuál se llegará a un convenio con el que se puedan ofrecer plazas de aparcamiento sin costo para los clientes de los comercios.

 

Fotos

Vídeos