Productos del huerto, a la mesa

Una usuaria de las parcelas lleva años haciendo uso del huerto adjudicado por el Ayuntamiento. /Sheila Izquierdo
Una usuaria de las parcelas lleva años haciendo uso del huerto adjudicado por el Ayuntamiento. / Sheila Izquierdo

Los huertos urbanos municipales tienen una gran demanda de usuarios y, ahora, algunas parcelas se desdoblarán a petición de los usuarios

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Pimientos, calabacines, cebollas, tomates, lechugas, berenjenas, fresas, judías... Los productos de la huerta que uno puede recoger en este tiempo son tantos que no podrían enumerarse aquí. Quienes sí los cuentan, cada día, cada semana y cada año, los enumeran y los muestran con orgullo son los cerca de cuarenta adjudicatarios de las huertas municipales de El Astillero, que encuentran en estos espacios un rincón donde trabajar la tierra y relajarse y de donde obtener otro recurso para llevar a la mesa, alternativo al supermercado, más sano, fresco y sabroso.

«Con esto, sí sabemos lo que comemos», explica un vecino de El Astillero adjudicatario de una de las parcelas, mientras muestra, con orgullo, lo que le va dando la tierra. No teme hablar tampoco del hongo que está pasando factura a los cultivos y por el que se ven afectados la mayoría de los huertos. «Tenemos la ría al lado y el tendido eléctrico. Creemos que es la humedad; pero, sea como fuere, lo cierto es que es un problema el que tenemos aquí con este hongo que está mermando las plantas y las hortalizas y verduras». Lo confirma también otra vecina de El Astillero, que, justo al lado suyo, termina de coger los pimientos y tomates que han podido salvarse de su huerta.

Para estos adjudicatarios, los huertos urbanos son un recurso de alimentación y una forma de mantenerse entretenidos. «Hay muchos perfiles que han podido beneficiarse de estas parcelas: desde parados de larga duración, hasta jubilados o amas de casa», explica la concejala de Medio Ambiente, Maica Melgar.

«Algunos huertos se desdoblarán, a petición de los usuarios, por resultarles grandes» Francisco Ortiz, Alcalde de El Astillero

Gran demanda

Las 39 parcelas que el Ayuntamiento de El Astillero puso a disposición de los vecinos hace años, siguen a pleno rendimiento, pero tienen que afrontarse a algún que otro cambio. Ahora, el Ayuntamiento procederá a desdoblar algunas de estas parcelas, en respuesta a la petición de los usuarios y en vista de que algunos preferían huertos de menor tamaño. Esta medida permitirá atender a más nuevos solicitantes, ya que las 39 parcelas actuales están agotadas y existe, según indicó el Ayuntamiento, lista de espera desde 2015.

El alcalde, Francisco Ortiz, y la edil de Medio Ambiente, Maica Melgar, visitaron las parcelas. / Sheila Izquierdo
El incumplimiento de las normas, objeto de rescisión de la cesión

Los huertos urbanos llevan años funcionando en el municipio, conforme a una regulación municipal de obligado cumplimiento, donde se recogen las normas de uso, las tasas, el modo y objeto de arrendamiento municipal así como los criterios de adjudicación. Según ella, los vecinos adjudicatarios podrán disponer de las parcelas cedidas durante un periodo inicial de cuatro años, prorrogables anualmente hasta otros cuatro más. En caso de desear continuar con la concesión, la prórroga debe solicitarse durante los dos meses anteriores a la finalización de la concesión. Pasado este plazo, se abrirá una nueva convocatoria. En otro de los artículos de la ordenanza, se hace alusión explícita a la venta del producto obtenido, quedando prohibida la comercialización del cultivo con criterios estrictamente económicos. Será factible el intercambio o trueque entre los mismos usuarios de los huertos. En cuanto a las tasas por el uso y disfrute de los huertos, se fija la cantidad de 60 euros al año, que podrá ser abonada en dos plazos. El incumplimiento de cualquiera de estas normas será motivo suficiente para que el Ayuntamiento anule la cesión de los huertos.

Podría decirse que, en este momento, los huertos urbanos de El Astillero están completos, ya que solo quedan libres una parcela en proceso de adjudicación, y otra de las reservadas para personas con discapacidad. Además de las dos parcelas municipales, que se destinan a actividades didácticas de centros educativos o de programas infantiles y juveniles.

Por eso, el equipo de gobierno regionalista se plantea desdoblar alguna de las parcelas de los huertos urbanos, para optimizar el espacio disponible y atender las peticiones de usuarios para los que las dimensiones actuales superan sus posibilidades de aprovechamiento del terreno y sus necesidades.

«La medida permitirá dar cabida a nuevos usuarios, ya que hay lista de espera desde 2015»

El alcalde, el regionalista Francisco Ortiz, y la concejala de Medio Ambiente, Maica Melgar, junto al arquitecto técnico municipal, Benito Miguelañez, visitaron hace unos días los huertos urbanos para cambiar impresiones con los usuarios y conocer sus necesidades respecto a pequeñas mejoras en ese espacio o cambios que optimicen el uso de las parcelas y de las zonas comunes.

«Algunos usuarios nos han planteado que preferirían parcelas de menor tamaño, porque las actuales superan sus posibilidades para tenerlas aprovechadas en su totalidad y bien atendidas, y nos parece una medida interesante», explicó el alcalde. Por eso, se va a valorar esta posibilidad que, además, posibilitaría dar entrada a más personas en los huertos urbanos, donde la demanda supera la disponibilidad de plazas.

Por su parte, la concejala de Medio Ambiente, detalló que en abril se contrastó la existencia de ocho huertos sin uso y, cumpliendo el reglamento, se envió una carta a los adjudicatarios para informarles de que, según la ordenanza, debían justificar el motivo de no utilizar su parcela o, en caso contrario, proceder a la baja y nueva adjudicación de la misma.

Tras esa comunicación, apuntó la concejala, tres adjudicatarios justificaron el incumplimiento por enfermedad -posibilidad contemplada en la ordenanza- y otros cinco se dieron de baja. De las parcelas que han quedado libres, cinco ya han sido adjudicadas de nuevo, y una está en proceso para ello y de forma inmediata estará ocupada.

«Los huertos urbanos son un recurso municipal muy demandado por los ciudadanos», apuntó la edil. Por un lado, permiten el cultivo de productos hortícolas que benefician la alimentación familiar. Por otro, suponen una alternativa para que personas mayores o con discapacidad practiquen una actividad física moderada al aire libre y socialicen y se relacionen con otras personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos