La rehabilitación del Puente de los Ingleses enfrenta al PRC y a la oposición en El Astillero

El Puente de los Ingleses de El Astillero necesita una reparación «urgente», según un informe técnico./D. Pedriza
El Puente de los Ingleses de El Astillero necesita una reparación «urgente», según un informe técnico. / D. Pedriza

El equipo de gobierno acusa al resto de partidos de no querer llevar a cabo la reforma y los aludidos –PP, PSOE, IU y no adscritos– saltan en bloque contra las «mentiras» regionalistas

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

El Puente de los Ingleses se ha convertido en el nuevo caballo de batalla entre el equipo de gobierno en minoría (PRC) y el resto de miembros de la Corporación municipal de El Astillero (PP, PSOE, IU y no adscritos). Ayer, unos y otros vertieron toda clase de críticas cruzadas en torno a quién es el verdadero responsable de no llevar a cabo la «necesaria» –en eso sí coinciden todos– reparación de la estructura. Un y tú más que se repite en esta última contienda política y que está marcando ya la agitada relación que se mantiene en el seno de la Corporación municipal.

Las declaraciones del equipo de gobierno del PRC exigiendo a la oposición «que se retrate» y «diga por qué ya no quiere rehabilitar el Puente de los Ingleses», encendieron la llama entre los grupos de la oposición. El 'fuego' cruzado no se hizo esperar. El PRC fue el primero en echar el pulso, exigiendo a la oposición que «explique (a los vecinos) por qué no quiere rehabilitar el Puente de los Ingleses y por qué ha votado en contra de destinar una partida de 455.000 euros para afrontar la restauración del Cargadero de Orconera».

Una vez más –apuntaba el grupo regionalista en la nota– «la oposición ha quedado en evidencia y ha demostrado que pone sus intereses partidistas y el ansia por atacar al equipo de gobierno por encima de las necesidades del municipio y de los vecinos».

Todo porque, según explicó el PRC, en el último pleno, «con el voto en contra de PP, PSOE e IU, y la abstención del tránsfuga Fernández Soberón, la oposición rechazó la enmienda presentada por el PRC para consignar una partida económica para el proyecto de rehabilitación del Cargadero de Orconera».

Una crítica que se extendió al interés que, apuntó el PRC, la oposición ha mantenido ante la reparación «urgente» de la estructura, llegando a acusar al gobierno local de «poner en riesgo el patrimonio del municipio y un elemento emblemático de El Astillero. Y lo que, para el PRC resulta «más grave» aún, que llegaran a «acusar al alcalde de jugar con la seguridad de los vecinos y cuestionaran si Francisco Ortiz podía dormir tranquilo teniendo todo eso en su conciencia», recordaba el comunicado.

«Señor alcalde, deje de mentir y llorar y aprenda a gobernar». Así respondía el portavoz del PSOE, Salomón Martín, tras conocer las declaraciones de los regionalistas. Dirigiéndose en particular al regidor, Martín aseguró que las acusaciones el regidor «no creemos que sean por ignorancia, suponemos que obedecen a la caradura que le caracteriza y al intento de justificar su falta de dedicación y trabajo por los ciudadanos, su nula iniciativa y su incapacidad para gestionar políticamente la minoría en la que se encuentra por su mala cabeza».

Unas críticas que no quedaron ahí. «Además de su ya demostrada falta de talante democrático y nulo sentido institucional, ahora, con estas declaraciones, pone de manifiesto su escasa catadura moral al acusar a los demás grupos políticos de obstaculizar, cuando todo el mundo es consciente de que, los socialistas en concreto, hemos sido pioneros en la defensa y protección de este vestigio industrial de la minería de Cabarga, promoviendo incluso su declaración de bien de interés local, considerado por nosotros como un elemento singular de nuestro patrimonio histórico industrial».

«Ya se ha olvidado –continuó Martín– de que fueron los regionalistas quienes votaron en contra, en junta de gobierno, de enviar este proyecto a la orden de subvenciones del Gobierno regional, priorizando la semipeatonalización de Díaz Pimienta, proyecto al que se han visto obligados a renunciar gracias a la presión ciudadana y política».

Una «pataleta»

Desde el seno del PP local, calificaron el comunicado del PRC como una «pataleta de niño pequeño, otra más a las que nos tiene acostumbrados». Para los populares, la actitud del alcalde, Francisco Ortiz, se resume en un ejemplo: «Es como aquel que va por una autovía en sentido contrario y la culpa es de los demás conductores». «Desde el PP de El Astillero estamos hartos de las provocaciones de este alcalde y no vamos a entrar al trapo», añadieron.

Por su parte, la líder de IU, Leticia Martínez, tachó de «irresponsables» las declaraciones del PRC sobre las obras en El Astillero y de «absurda pataleta», censurando el «continuo pobre de mí» de los regionalistas ya que, a su juicio, «deberían tender la mano al resto de la Corporación si quieren trabajar por consenso y no a base de chantajes», siendo únicamente cinco de 17 concejales.

Martínez explicó que la reparación del Puente de los Ingleses «no recibió el apoyo de IU en el pasado pleno porque el alcalde ligó esa obra a otra de la que ni la oposición ni el propio alcalde conocía el gasto, y pretendía que le apoyásemos a ciegas». «No nos extrañaría nada que el alcalde estuviese acostumbrado a firmar obras y documentos sin leerlos», concluyó.

Por último, el concejal no adscrito, Javier Fernández Soberón, preguntó al alcalde si «puede dormir tranquilo» sabiendo que el Puente de los Ingleses «puede caerse en cualquier momento» y «no haya hecho nada para solucionarlo». El debate de esta obra «lleva meses siendo tratado», pero «tristemente aún no se ha llegado a nada, siendo un nuevo ejemplo de que la legislatura está siendo años perdidos para el municipio», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos