La salida de Soberón permite al PP recuperar un concejal en El Astillero

La salida de Soberón permite al PP recuperar un concejal en El Astillero

Los populares contarán ahora con cinco ediles y el candidato a ocupar el puesto será Aarón Delgado tras la renuncia de Mercedes Cano

Sheila Izquierdo
SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

Javier Fernández Soberón renunció ayer a su acta de concejal (no adscrito) en el Ayuntamiento de El Astillero para 'fichar' por el grupo Ciudadanos, el partido con el que concurrirá a las próximas elecciones municipales con el ánimo, expresó ayer, de «dar color» y «propiciar un cambio» en el pueblo. La salida de Soberón de la Corporación municipal astillerense propicia ahora un cambio en el Partido Popular, ya que fue este el grupo con el que concurrió a las anteriores elecciones. Con su marcha, el PP gana uno de los dos concejales que perdió cuando Soberón decidió presentar su baja de la formación, junto a Bella Gañán, quien parece ser tiene intenciones de agotar la legislatura como no adscrita.

Así las cosas, el PP en el Ayuntamiento de El Astillero recupera un concejal y su grupo pasa a estar formado por cinco ediles, uno menos de los que consiguió en los últimos comicios. El procedimiento estipula que entre en la Corporación el siguiente en la lista, esto es Mercedes Cano, que ayer confirmó a este periódico que renunciará al cargo. En ese caso, será Aarón Delgado, quien fue concejal de Deportes en la anterior legislatura, el sustituto natural de la vacante que deja Soberón.

Soberón entregó ayer por la mañana su acta de concejal en el Ayuntamiento de El Astillero, para poder formar parte de la lista electoral de Ciudadanos, junto a otros «de sobra conocidos» en el municipio, según apuntó el propio Soberón. Su decisión ha sido «muy meditada», según explicó ayer, aunque no haya cogido por sorpresa en el municipio, ya que desde hacía tiempo se venía especulando sobre su entrada en la formación naranja.

«Presenté ayer por la mañana mi renuncia al acta de concejal en el Ayuntamiento»

Lo que sí dejó claro ayer Soberón fue cómo se reconoce: «Como un enamorado de mi pueblo», por el que «quiero seguir dedicando todas mis fuerzas a construir un municipio mucho más vivo que el actual». En este sentido, apuntó que El Astillero -y Guarnizo- «se desangran diariamente, ya que la sensación de dejadez, abandono y de que el pueblo está gris, es un sentimiento que está en la calle». Por eso, continuó, «ha llegado el momento de dedicar todos mis esfuerzos, junto a un grupo de vecinos muy conocidos y con experiencia tanto en la gestión privada como pública, a volver a generar ilusión entre nuestros vecinos».

«Esta ha sido una decisión muy meditada y valorada dentro de mi entorno»

Y en este argumentario, Soberón también quiso dedicar unas palabras al alcalde de El Astillero, Francisco Ortiz, contra quien han ido dirigidas la mayor parte de las críticas que ha emitido en los últimos meses desde su condición de no adscrito. «Durante estos meses he seguido trabajando, liderando la oposición, pese a mi situación de no adscrito, para proponer ideas diferentes, velar y controlar al peor alcalde de la historia de El Astillero».

«El municipio se desangra; necesita color y es el momento de propiciar un cambio»

Donde la decisión de Soberón se esperaba desde hacía meses ha sido en el seno de los populares. Ayer, el portavoz del grupo municipal y presidente de la Junta Gestora del PP Local, Fernando Arronte, recordaba que ya dijo en una ocasión que el PP acabaría la legislatura con los seis concejales que ganó en las urnas. «Esto ya lo sabíamos. Aunque parece que, de momento, Bella Gañán no renunciará». En todo caso, Arronte aseguró ayer que pedirá al secretario municipal que agilice los trámites lo máximo posible.

La renuncia de Soberón y la entrada del siguiente en la lista popular se deberá tratar en un Pleno ordinario, pero se desconoce si dará tiempo a que sea en el siguiente.

 

Fotos

Vídeos