«Vivimos en la dictadura del clic y de la imagen»

«Vivimos en la dictadura del clic y de la imagen»

Josué Bernabé | Artista audiovisual

SHEILA IZQUIERDOEl Astillero

La XI edición del Premio Videoarte de El Astillero le ha concedido el primer premio y es para él, como para todo videocreador, el mejor de los reconocimientos. El largo vagaje de Josué Bernabé, un alicantino de 31 años licenciado en Bellas Artes y diseñador de Motion Graphics, ha dado sus frutos. Esta semana acudió personalmente a recoger el premio que le ha concedido un certamen internacional al que concurren cada año decenas de trabajos.

–Ha ganado el primer premio, ¿Qué se siente?

–Pues estoy increíblemente contento, muy feliz. Cuando me llamaron la semana pasada no me lo podía creer, no lo esperaba, llevo presentándome a este premio varias ediciones y siempre habían contado conmigo para la seleción final, pero quizás por quedarme siempre a las puertas del primer premio, no esperaba la llamada que confirmara ser el elegido este año. Desde la organización se están portando de lujo, y solo tengo palabras de agradecimiento.

–Por cierto, ¿conocía El Astillero?

–No lo conocía, salvo en fotos cuando descubrí que había un importante certamen de videoarte.

–Y ¿Qué le parece?

–Pues una maravilla, me encanta Cantabria, tiene mucho encanto, me gusta como apoyan a la cultura en un sitio rodeado de naturaleza. Una joya.

–Volviendo a lo que nos ocupa, dígame, ¿Sobre qué temas gira su trabajo?

–Soy bastante disperso en cuanto a temática, me interesa a grandes rasgos el mundo que me ha tocado vivir, pero también los traumas heredados del pasado. Sin duda las relaciones que establecemos a través de la tecnología, internet y las redes sociales ocupan el centro de mi trabajo.

–Y ¿En qué se ha basado y por qué?

–Planteo el video como una deriva en el sentido físico del término, a pesar de considerarse internet un espacio virtual, la experiencia es física porque incide directamente sobre la vida de las personas, con su parte negativa y positiva. El video muestra esa saturación de contenido diverso que supone internet, donde todo se encuentra en la misma capa de lectura, lo cómico, lo absurdo, las noticias, la pornografía, el drama de los refugiados, los nacionalismos... Esto nos lleva a otorgar a aquello que vemos la apariencia de irrealidad, de inmediatez, de lo efímero, y todo sucede al mismo tiempo, lo verdadero y lo falso, lo físico y lo virtual.

–La era de la sobreinformación...

–Sí. Y por eso mismo nos quedamos muchas veces en la superficie de las problemáricas, es la dictadura del clic y de la imagen. Por este motivo me gusta usar imágenes del pasado, resignificándolas y descontextualizándolas para crear esa apariencia de irrealidad y absurdo que nos haga tomar distancia y ver aquello que se representa con perspectiva. Una mentira para decir la verdad.

–¿En qué ha apoyado su obra, desde el punto de vista de la técnica?

–Me gusta mucho el dadaismo y el surrealismo de las vanguardias, la apropiación y el found footage. Sin duda el collage en todas sus variantes es lo que más me motiva, no creo en la originalidad y en crear de la nada, estamos demasiado contaminados como para ser completamente libres.

–¿Cuántos años lleva en la videocreación y cómo llegó a ella?

–Pues desde los primeros años de facultad, yo vengo del mundo de la pintura, pero me dí cuenta que necesitaba la temporalidad y el sonido, y que no podía desarrollar mis ideas y llevarlas al límite de la manera que el video me lo permite, para mí el video es una obra de arte total en la que entran en juego los elementos plásticos de las bellas artes y las nuevas tendencias visuales: composición, color, textura, narrativa, sonido y tiempo.

–¿En qué estado de salud cree que se encuentra la videocreación?

–Afortunadamente mejor que hace algunos años. A pesar de ser una disciplina que lleva muchos años con nosotros siempre ha sido aquello que se encuentra entre el cine y las bellas artes, ese paradigma está cambiando y hay gente muy potente haciendo trabajos en este campo, y creando instituciones específicas para el videoarte.

–¿Ya ha decidido en qué empleará el premio?

–Aún no lo he decidido, pero soy muy hormiguita y supongo que guardarlo, prefiero vivir con poco pero haciendo lo que me gusta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos