El alcalde de Laredo asegura que la denuncia del arquitecto «es torticera, infundada y hasta falsa»

El alcalde, hoy en rueda de prensa/Abel Verano
El alcalde, hoy en rueda de prensa / Abel Verano

López Visitación cree que hay una «confabulación» contra él por parte de la oposición y el arquitecto, «que actúa por venganza y quiere morir matando»

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

«Demostraré en el Juzgado con todos los documentos en la mano que esta denuncia es totalmente infundada y yo diría que hasta falsa. No tengo ninguna preocupación porque todas las actuaciones son completamente legales». Doce días después de que este periódico hiciera pública la querella criminal por malversación de fondos públicos que el arquitecto municipal de Laredo ha presentado contra el alcalde pejino, Juan Ramón López Visitación ofreció hoy una comparecencia ante los medios de comunicación en la que se negó responder a otro tipo de cuestiones de actualidad, como la polémica sobre la adjudicación del Desembarco de Carlos V, después de que dos empresas hayan anunciado que se harán cargo de la gestión pese a que el contrato aún no está adjudicado oficialmente.

Como ya hiciera en sus últimas intervenciones públicas, el primer edil pejino culpabilizó a la oposición, en concreto a PP, PRC e IU, de la situación de «ruina», «pobreza» y «desastre» que presenta la villa pejina, según dijo, como consecuencia de los últimos gobiernos del Ayuntamiento laredano.

Asimismo, como ya hiciera la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Rosalina López, el pasado 3 de agosto, el alcalde consideró que la querella del arquitecto viene motivada por la sed de «venganza» de éste después de que López Visitación le abriera dos expedientes disciplinarios, uno de ellos después de que una vecina denunciase que el funcionario ejercía la actividad privada a pesar de que la ley no lo permite. «El arquitecto quiere morir matando», dijo el alcalde.

«La anulación del Plan General es una mala noticia. Hay que coger lo bueno, dejar lo malo y volver a empezar»

Tras asegurar que se conoce bien el código ético del PSOE –Zuloaga dijo que no le temblaría la mano en caso de que la querella prospere– y de que «el apoyo del PSOE se siente en la calle a diario», el regidor pejino aseveró que «todos los gobierno municipales han encargado proyectos al exterior y especialmente el anterior equipo de gobierno (PP)». Como ejemplos de la anterior legislatura, puso los estudios para una instalación comercial y deportiva en el campo de fútbol de San Lorenzo, para la remodelación de la calle Menéndez Pelayo y para acceder a la Puebla Vieja.

«Esto es algo prácticamente habitual en este y otros ayuntamientos. Lo que se denuncia es totalmente torticero y los documentos demostrarán lo infundado de que se manifiesta, que es que yo he ignorado a la Oficina Técnica y que a esos técnicos les he apartado, cuando todo se ha hecho con la colaboración y participación de todas las personas concernidas», manifestó.

Tras insistir en ese mantra de que cuando llegó a la Alcaldía en 2015 se encontró una situación «caótica» y unas infraestructuras «desastrosas», López Visitación aseguró que en los últimos años la oposición –a la que acusó de «confabularse» contra él– se ha encargado de que sus proyectos no salgan adelante porque de hacerlo se «eternizaría en el Ayuntamiento como alcalde». «La idea es no aprobarnos nada y que el pueblo se fastidie. No importa. No tienen la mínima preocupación por el futuro de los vecinos de Laredo».

Plan General

Una vez que culpabilizó a la oposición de los males del municipio, el alcalde de Laredo centró su discurso en el Plan General de Ordenación Urbana, que ha sido anulado recientemente por tercera vez y está a la espera de la resolución de un recurso por parte del Tribunal Supremo.

Aquí también cargó las tintas contra PP-PRC-IU, los impulsores durante los últimos 15 años del documento urbanístico. «La anulación del plan urbanístico provocará más años de paralización del crecimiento de Laredo y también falta de trabajo. Esta situación, además de no permitir al Consistorio la construcción de viviendas de promoción pública, implica que los jóvenes no tengan la posibilidad de vivir en la villa a un precio razonable.

Pese a ello, López Visitación apostó por «mirar hacia adelante», quedarse «con lo bueno», «apartar lo malo» del plan anulado y «empezar de nuevo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos