Críticas por el «lamentable» estado de la Terminal de Autobuses de Laredo

El pavimento de la terminal pejina presenta un estado de deterioro bastante avanzado./DM
El pavimento de la terminal pejina presenta un estado de deterioro bastante avanzado. / DM

El sindicato UGT considera peligroso para conductores y usuarios el firme del pavimento por donde transitan los vehículos

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El Sector de Transportes de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ha denunciado públicamente el «lamentable» estado que presenta la Terminal de Autobuses de Laredo, una situación de la que es conocedora la empresa ALSA, usuaria principal del recinto, y que ya ha sido trasladada al Gobierno regional, como responsable de tomar medidas al respecto.

En un comunicado remitido a este periódico, el sindicato considera «peligroso» para conductores y usuarios el firme del pavimento por donde transitan los vehículos en la terminal, ya que existen unos socavones rellenados con grava y trozos de caucho que proceden de un badén desmantelado.

«La situación en la que se encuentra la estación de autobuses de Laredo deja mucho que desear», apunta UGT, al tiempo que señala que el pavimento de la zona de las dársenas y de la salida de vehículos se ha convertido en «un peligro para la seguridad vial».

«Los servicios se encuentran también en mal estado tras varios actos vandálicos»

Según describe el sindicato, varias piezas del badén de caucho, instalado a la entrada de la estación para reducir la velocidad, se encuentran arrinconadas en un pasillo de la terminal y otros están siendo utilizados para rellenar los socavones del pavimento.

Por otra parte, UGT, que adjunta varias fotografías junto a su nota de prensa para sustentar sus afirmaciones, asegura que los servicios de la estación se encuentran en un estado lamentable de abandono como consecuencia de varios actos de vandalismo, llenos de pintadas y grafitis. «Además, las ventanas de la taquilla y oficina son de metacrilato. Cuando llueve, algo habitual en nuestra región, entra agua por las mismas inundándose el suelo de ambas instalaciones».

«Es incómodo para la gente»

Óscar Martín, responsable del sector de transportes de UGT, asegura que hace un año que existen estos problemas y se han puesto en conocimiento de la empresa ALSA, que utiliza mayoritariamente la terminal, y de la Dirección General de Transportes del Gobierno de Cantabria, propietaria de la instalación y responsable de su mantenimiento. «Se ha echó un poco de grava y se colocaron unos trozos de caucho, pero todo en precario. ALSA no puede hacer nada porque no es propietaria ni concesionaria».

Los conductores de autobuses que acceden a esta terminal también lamentan esta situación. Aseguran que el estado en el que se encuentra el acceso a los aparcamientos de los autocares provoca que estos se balanceen mucho y «es incómodo para la gente». «Da la sensación de mal conductor», apunta un conductor, que destaca, por contra, el «buen servicio del bar».

Temas

Laredo
 

Fotos

Vídeos