El PP culpa al alcalde de Laredo de «presionar y amenazar» a funcionarios

El PP culpa al alcalde de Laredo de «presionar y amenazar» a funcionarios

Los populares se reunirán con el resto de grupos de la oposición para buscar una solución de emergencia a la «parálisis» del Ayuntamiento tras la baja de cuatro técnicos

Abel Verano
ABEL VERANOLaredo

El presidente del PP de Laredo, Ángel Vega, y el portavoz municipal de dicha formación, Alejandro Liz, anunciaron ayer que convocarán al resto de grupos de la oposición para buscar una «solución de emergencia» a la situación de «parálisis» que vive el Ayuntamiento de la localidad pejina. Los populares, que descartaron impulsar una moción de censura, se mostraron preocupación por «el rumbo incierto a que el actual equipo de gobierno socialista está abocando al ayuntamiento y con ello al municipio de Laredo».

Para Liz, la «nefasta política de personal» llevada a cabo por el alcalde, Juan Ramón López Visitación, se ha distinguido por «las presiones y amenazas» a ciertos funcionarios y empleados públicos, con la pretensión de que éstos 'comulguen con ruedas de molino' y validen actuaciones del equipo de gobierno de «muy dudosa legalidad».

Según señaló el portavoz del PP, ante la negativa de los funcionarios a refrendar dichas actuaciones, «hemos llegado a esta situación de parálisis absoluta en la actividad administrativa en dos departamentos fundamentales para la buena marcha del Ayuntamiento: la Oficina Técnica de Urbanismo, así como la Intervención y Tesorería».

El portavoz municipal del PP aseguró que uno de los empleados públicos que mayor carga de trabajo soportaba, «un excelente profesional (el técnico jurídico de Patrimonio, Medio Ambiente y Puebla Vieja)», ha dejado su plaza de manera voluntaria, incorporándose a otro ayuntamiento de otra región.

También, el técnico jurídico del departamento de Urbanismo lleva meses de baja y se prevé que continúe así mucho tiempo. La Letrada Jefe del Ayuntamiento se encuentra igualmente de baja, y no se prevé su incorporación a corto plazo. Finalmente, el Interventor municipal ha solicitado recientemente su baja laboral, «siendo como es una figura de vital importancia para el desarrollo normal del ayuntamiento, ya que es quien determina el pago a proveedores, el pago de las nóminas de los empleados municipales, además de otras funciones imprescindibles».

Según denunció Liz, ninguna de estas vacantes han sido cubiertas. «No nos consta tampoco que otros empleados públicos o funcionarios hayan asumido temporalmente las labores de los que están ausentes». Una circunstancia que para el portavoz municipal del PP no hace sino constatar el mal ambiente laboral existente en el Ayuntamiento, «propiciado por los modos y maneras de actuar del alcalde socialista. Es algo inaudito que los funcionarios y empleados del departamento de Intervención se hayan negado a sustituir al Interventor, cosa que sí sucedía anteriormente con total normalidad».

Junto a ello, Liz no quiso dejar pasar por alto la reciente dimisión como concejal de Javier Solana, puesto que aún no se ha cubierto por la siguiente en la lista, Mª Jesús Abad, «estando el área de Deportes y Juventud totalmente abandonada en el ámbito político».

Revuelta, «la mano negra»

El Partido Popular puso de manifiesto el enfado de los ciudadanos que ven cómo las licencias de obras, o de actividad tardan más que nunca». «Hay una desatención hacia esos ciudadanos, se retrasan los pagos a proveedores, y existe además un riesgo cierto de que los empleados municipales no cobren la nómina de mayo cuando les corresponde», dijo Liz.

Por su parte, Ángel Vega aseguró que el alcalde de Laredo está siendo mal asesorado por una «mano negra», que está llevando a la parálisis más absoluta. «Esa mano negra es el exalcalde Juan Ramón López Revuelta».

Temas

Laredo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos