Guardias de paisano evitan un robo en un piso de Laredo

Vista de la calle El Tinaco, donde fue sorprendido el presunto ladrón./
Vista de la calle El Tinaco, donde fue sorprendido el presunto ladrón.

Un agente libre de servicio sorprendió a dos individuos tramando un saqueo y acabó lesionado al tratar de detenerlos

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZLaredo

Un guardia civil libre de servicio evitó este pasado martes el saqueo de un piso en un edificio situado en la calle El Tineo, en Laredo. El agente justo salía del portal cuando una escena le infundió sospechas. No lo dudó y volvió a entrar en el inmueble, descubriendo el 'pastel': Fuera había un hombre vigilando; dentro, otro manipulaba una cerradura, típico modus operandi que no pasó desapercibido para el guardia, que al decidir atajar las intenciones del dúo acabó lesionado al ser atacado por uno de ellos.

Todo ocurrió este martes, día 29, a las cinco de la tarde. El guardia, que ese día no trabajaba, salía en ese momento de un bloque de viviendas y vio en el exterior a un hombre y pensó que podía estar ahí para avisar a otros que estuvieran dentro por si venía la policía, como suele ocurrir en los robos de viviendas. Para comprobarlo, el agente entró otra vez en el edificio, subió en el ascensor hasta el último piso -es un bloque de seis plantas- y luego bajó a pie por las escaleras para verificar si sus sospechas eran ciertas. Y en efecto, al llegar al cuarto piso sorprendió a un hombre manipulando una cerradura. Éste dejó lo que estaba haciendo y le comentó «que le esperaban en el portal y entró en el ascensor, acción que realizó también el guardia civil sin revelar su identidad», cuenta el instituto armado.

Uno consiguió fugarse y el otro acabó detenido. Es un argelino residente en Vizcaya con una orden de expulsión de España y numerosos antecedentes por robo

Ya en el portal, el sospechoso se reunió con su compinche, y el guardia de paisano aprovechó para llamar por teléfono y pedir el apoyo de una patrulla. Los presuntos ladrones no escucharon la conversación, pero al observar que hablaba por teléfono comenzaron a recriminarle y le dieron «un fuerte empujón», explica la Guardia Civil. En este momento se identificó como miembro del Cuerpo, ordenándoles que pararan y se identificaran, pero «hicieron caso omiso», continúa el relato policial. Justo en este instante, otro guardia civil que también estaba libre de servicio y paseaba por El Tinaco fue alertado por el agente en apuros y acudió hasta allí identificándose como guardia civil. Los dos sospechosos emprendieron la huida a la carrera, uno en dirección al casco viejo de Laredo y otro por la misma calle El Tinaco. Fueron perseguidos por los dos guardias y uno -el que vigilaba fuera del edificio- consiguió fugarse. El otro fue atrapado, pero intentó zafarse del guardia que le había cogido forcejeando con él y esgrimiendo un gancho metálico, con el que le causó diversas lesiones. Al final, fue detenido entre los dos agentes.

El arrestado es S.Z., natural de Argelia, de 36 años y vecino de Vizcaya. Tras su detención se verificó que ya contaba con diferentes detenciones por hechos delictivos contra el patrimonio y que se encuentra en situación ilegal en España, con una orden de expulsión dictada por un juzgado vasco.

 

Fotos

Vídeos