Laredo adecenta la zona de El Puntal a la espera de conocer cuál será su futuro

El Restaurante-Asador El Tiburón en la única infraestructura que sigue en pie en El Puntal/L. C.
El Restaurante-Asador El Tiburón en la única infraestructura que sigue en pie en El Puntal / L. C.

La edil de Obras, Rosalina López, insiste en que el equipo de gobierno apuesta por convertir este entorno en un espacio de ocio y medioambiental

I. CASTRESANA | A. VERANO Laredo

A lo largo del año se han ido realizando diferentes actuaciones en el Puntal de Laredo con el fin de evitar, en la medida de lo posible, los efectos de su viraje en el paisaje laredano y mejorar el aspecto y la situación de este enclave. Así lo explica la edil de Obras y Medio Ambiente, Rosalina López (No adscrita), que recuerda cómo la situación empeoró después de que el anterior equipo de gobierno del PP «levantase una escombrera que la mar se tragó y ahora El Puntal está permanentemente escupiendo escombros y materiales de obra».

«Nosotros llevamos a cabo diferentes actuaciones a lo largo del año para limpiar esa zona porque, lógicamente, es importante. Primero por una cuestión de seguridad y también por una cuestión de imagen», apunta la edil, que recuerda que durante los últimos tiempos se ha visto como El Puntal «está virando». «La arena se está metiendo en el aparcamiento, la naturaleza está reivindicando su puesto, su zona, su lugar como antiguamente».

Entre las distintas actuaciones que el Consistorio pejino lleva a cabo de manera regular también se incluye, precisamente, la limpieza de ese aparcamiento donde se sitúa el establecimiento hostelero 'El Tiburón', abierto al público en la actualidad a pesar de que la legalidad de su concesión es un asunto que está en los tribunales. «Este tema está en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo y nosotros ya manifestamos cuál era nuestro parecer, desde el punto de vista medioambiental, que era que el Gobierno regional convirtiese el lugar en una senda blanca, un lugar de ocio en el que se pudiesen combinar actividades de ocio y medioambientales, pero la oposición no estuvo de acuerdo».

Hace ahora seis años, otro de los establecimientos que albergaba El Puntal fue arrasado por un fuerte temporal, el que tuvo lugar en febrero de 2013, y, dos años más tarde fue derribado de manera definitiva. «Este invierno no ha habido temporales y no ha habido ningún tipo de problema pero estamos a expensas de que en cualquier momento lo que pasó con el Barlovento puede pasar con el Tiburón y desde el punto de vista medioambiental sería una desgracia», insiste López.

De cara a preparar la Playa Salvé para la próxima campaña de verano, el Ayuntamiento laredano no sólo ha ido realizando las tareas de limpieza en El Puntal, sino que también ha presentado un proyecto a la junta del Grupo de Acción Costera Oriental (GAC) para obtener una subvención que permita adecuar todos los accesos al arenal. «Hemos presentado un proyecto para mejorar las pasarelas y las duchas y lavapiés, todas las infraestructuras de la playa». El proyecto tiene un presupuesto de 34.000 euros y la resolución sobre la ayuda que el GAC concederá al mismo se conocerá en el plazo de unas semanas.

Derribo de El Tiburón

La Demarcación de Costas en Cantabria está a la espera de que el Ayuntamiento de Laredo decida derribar el restaurante Tiburón, cuya concesión ya ha caducado según los técnicos municipales, para redactar un proyecto que permita recuperar la zona del Puntal.

Han pasado dos años desde que el alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación (No adscrito), anunció que la Demarcación de Costas en Cantabria y la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Cantabria habían presentado una propuesta de demolición del aparcamiento, la carretera de acceso y el restaurante Tiburón con el objeto de recuperar el entorno del Puntal, una zona muy castigada por los temporales que ya obligaron hace un año a derribar el restaurante Barlovento. Así, en una reunión mantenida en abril de 2016 con los responsables de la Demarcación de Costas en Cantabria, se pusieron sobre la mesa, según informó López Visitación, varias alternativas entre las que se encontraba una intervención global que incluiría desmantelar toda la explanada, la carretera de acceso y las instalaciones que quedan.

Temas

Laredo