Laredo monta sus belenes

Las Panchoneras han sido las encargada de confeccionar el belén municipal de Laredo, que este año se ubica en la Plaza de Cachupín. /
Las Panchoneras han sido las encargada de confeccionar el belén municipal de Laredo, que este año se ubica en la Plaza de Cachupín.

Con la llegada de las fiestas navideñas, los vecinos colocan sus nacimientos destacando algunos montajes por su grandeza, detalles y originalidad

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El Ayuntamiento de Laredo dio inicio a los actos programados con motivo de las fiestas de Navidad el pasado 5 de diciembre con la inauguración del Belén Municipal, situado en el edificio situado en la Plaza Cachupín esquina con la calle José María de Pereda. Pero no es este el único belén representativo de Laredo, hay otros que también tienen sus particularidades como los que se ubican en la iglesia de Santa María, el cementerio o el que realiza la familia Del Río San Sebastián en el barrio de Las Cárcobas.

El Belén Municipal está realizado por la Asociación Cultural y Musical Panchoneras de Laredo, con la colaboración del Ayuntamiento. En esta ocasión se ha creado un diorama que representa un nacimiento costumbrista de nueve metros de largo por dos metros y medio de ancho, siendo la protagonista principal la villa de Laredo de la década de los años veinte del pasado siglo.

La escena se desarrolla enteramente en la villa pejina: la bahía, la Plaza de la Constitución y, muy especialmente, la maqueta del Palacio Consistorial, la Puebla Vieja y la Calle Menéndez Pelayo o del Paseo conforman una de las partes de este diorama pejino.

Miguel Ángel y Santiago muestran el belén que han montado en la entrada del cementerio.
Miguel Ángel y Santiago muestran el belén que han montado en la entrada del cementerio.

El Arrabal de la Mar con su arteria principal, la Rúa San Francisco, por donde discurre el Camino del Norte que los peregrinos que acceden a Laredo por la puerta de San Lorenzo recorren desde tiempos medievales para dirigirse a Santiago de Compostela y no podía faltar el templo y convento clasicistas de San Francisco situados a la vera del citado camino de peregrinación. Estos son los hitos más destacados del segundo enclave que, junto a la Puebla Vieja, forman el Conjunto Histórico-Artístico de Laredo, así declarado en 1970 por el Ministerio de Cultura.

El Belén se complementa con unas figuras de porcelana vestidas a la moda de los años 20, representando al pueblo pescador laredano y a los veraneantes. Los vestidos de estas figuras han sido confeccionados por Juani Hoyo, quien fuera profesora de confección de la Casa de Cultura Doctor Velasco. Además de todo esto, en el diorama se han representado dos de las más destacadas tradiciones de Laredo: por una parte la Festividad de San Antonio, de gran raigambre en la villa y, por el otro, la Batalla de Flores de Laredo, que ya ha cumplido 109 ediciones y ostenta la distinción de Fiesta de Interés Turístico Nacional. En este último caso, se han confeccionado varias maquetas de carrozas que participaron en los desfiles de la década de los años 20. Los dioramas han sido pintados al óleo y confeccionados por las Panchoneras y ha contado con la colaboración de María José Pérez Fernández.

El Belén Municipal se puede visitar hasta el 6 de enero, de lunes a domingo, de 11.00 a 13.00 y de 17.00 a 21.00 horas, con entrada gratuita.

Alfonso Oruña, director de Las Panchoneras, señala que este año han montado el belén en apenas un mes, puesto que hasta última hora no han sabido la ubicación del mismo. Pensaban que este año volverían a los bajos del antiguo Ayuntamiento, la mejor ubicación posible para ellos, pero no ha podido ser. «La confección del belén, que cumple su décima edición, ha llevado más de un mes, pero la elaboración de las carrozas, las vestimentas y el pintado de figuras se ha realizado desde hace tres meses».

Josefina e Inmaculada han elaborado un singular belén en su casa del barrio Las Cárcobas.
Josefina e Inmaculada han elaborado un singular belén en su casa del barrio Las Cárcobas.

Oruña destaca el gran número de visitas que recibidas hasta el momento, que en el puente de la Constitución llegó a las 3.000.

Otro de los belenes más significativos de Laredo se ubica en el barrio de Las Cárcobas, en concreto, en el portal de la casa de Inmaculada del Río y su madre, con quien ha elaborado su particular diorama desde principios de mes. Lo de esta familia es puro amor a la tradición. Inmaculada, con 61 años, lleva toda la vida confeccionándolo. Y su madre Josefina, con 87, es quien le ha inculcado esta tradición y quien la ayuda cada año. «Otros años lo poníamos en el bar de la bolera, pero era algo más frío. En el portal nos reunimos en torno al belén, charlamos... es más cálido». La singularidad de este belén es que recoge las tradiciones del barrio. Tiene animales, dos boleras (de pasabolo y bolo palma) y huertas. «Es una representación de la vida típica del barrio», comenta Inmaculada, el tiempo que dice que el belén se puede visitar los fines de semana hasta el día de Reyes. «Hay vecinos que suben andando desde Laredo».

El otro belén representativo de Laredo está ubicado en la iglesia de Santa María. Los encargados de montarlo han sido Santiago, Mariano y Miguel Ángel. Está compuesto por unas 60 figuras y se ha ampliado respecto a años anteriores. En total han estado una par de semanas trabajando en él. Se puede visitar los domingos, de 10.30 a 13.00 horas y los días de misa. «Hemos puesto tejas en el riachuelo por la campaña para arreglar el tejado de la iglesia».