La piscina de Laredo se queda sin subvención el próximo año

Una de las últimas protestas vecinales en Laredo para exigir la rehabilitación de las piscinas. /Abel Verano
Una de las últimas protestas vecinales en Laredo para exigir la rehabilitación de las piscinas. / Abel Verano

La directora general de Deportes, que reconoce que había previstos otros 500.000 euros en 2019, dice que hasta que no comience la rehabilitación no habrá más ayudas

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

«No podemos tener dinero metido en los cajones. El compromiso del Gobierno de Cantabria de sufragar la rehabilitación de la piscina de Laredo sigue existiendo, pero hasta que no comience la obra no podemos dar más». Así de clara y concisa se muestra la directora general de Deportes, Gloria Gómez, respecto a la aportación del Ejecutivo cántabro en la rehabilitación de la infraestructura pejina, cerrada desde junio de 2015 ante el riesgo de desprendimiento de la cubierta de la instalación.

Gómez recordó que en los dos últimos años, su departamento ha concedido dos subvenciones de 200.000 (2017) y 500.000 (2018) para iniciar las obras. «Pero han pasado dos años y esa actuación no ha comenzado. Teníamos previsto conceder en el Presupuesto de 2019 otros 500.000 euros, pero ya le dije al alcalde que al final no podíamos incluirlos porque ni siquiera ha comenzado la obra. Y no podemos tener en el cajón 1,2 millones de euros, teniendo en cuenta que hay otros municipios en la región que tienen necesidades».

Respecto a la posibilidad de que pudiera perderse alguna de las dos partidas ya concedidas, la directora general de Deportes aclaró que para la primera subvención ya se pidió una prórroga y para la segunda no habrá ningún problema en caso de que fuera necesario.

El Gobierno regional ha concedido 700.000 euros para la obras en los dos últimos años

Desbloqueo

El pasado 25 de octubre, tres años y cuatro meses después de su cierre, en la última sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento laredano, la Corporación pejina dio el visto bueno a las obras de rehabilitación (1,2 millones), para satisfacción de los vecinos, que protagonizaron días antes una concentración de protesta para desbloquear este asunto.

Esta obra ha generado mucha controversia desde el inicio de la legislatura. Primero los grupos de la oposición pusieron en duda el compromiso del Gobierno regional para financiar íntegramente los 1,7 millones que suponía rehabilitar la infraestructura. Después, cuando llegaron los primeros 200.000 euros del Gobierno, que anunció que aportaría el montante total en partidas plurianuales, los grupos de la oposición rechazaron la pretensión del equipo de gobierno del PSOE de comenzar la obra en una primera fase, por el tejado.

Un año después llegaron otros 500.000 euros del Gobierno de Cantabria, con lo que el Ayuntamiento disponía de 700.000 euros, y ahí llegó una propuesta de IU y SSPL para sumar a esa cantidad los 535.000 de un préstamo para iniciar los trabajos, pero tampoco salió adelante el asunto. Llegados al Pleno del pasado 25 de octubre, con una protesta vecinal celebrada tres días antes, los grupos municipales sacaron adelante las obras, que un mes después aún no han sido licitadas.

 

Fotos

Vídeos