El secretario de Laredo se sumará a la lista de 'bajas' en el Ayuntamiento

El secretario de Laredo se sumará a la lista de 'bajas' en el Ayuntamiento

El Partido Popular asegura que la petición de traslado de este funcionario confirma el «ambiente irrespirable» que hay dentro del Ayuntamiento

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

El secretario municipal de Laredo tiene intención de unirse a la lista de funcionarios que han dejado de prestar sus servicios al Ayuntamiento pejino o bien por encontrarse de baja laboral o porque han solicitado un traslado, como es su caso.

Según confirmaron ayer a este periódico fuentes municipales, este funcionario con habilitación nacional ha decidido poner fin a su trayectoria de más de una década en el Consistorio pejino y su destino podría estar en el Ayuntamiento de Piélagos, aunque para ello necesita el consentimiento o el visto bueno del alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación (PSOE).

La decisión del secretario municipal de Laredo se ha hecho pública una semana después de que el Partido Popular de Laredo compareciera en rueda de prensa para mostrar su profunda preocupación por «el rumbo incierto al que el actual equipo de gobierno socialista está abocando al ayuntamiento y con ello al municipio de Laredo».

«No hay un precedente como este en el Ayuntamiento, es una situación traumática», lamenta Liz

Según señaló el portavoz del PP, Alejandro Liz, «la nefasta política de personal llevada a cabo por el alcalde se ha distinguido por las presiones y amenazas a ciertos funcionarios y empleados públicos, con la pretensión de que éstos 'comulguen con ruedas de molino' y validen actuaciones del equipo de gobierno de muy dudosa legalidad». Ante la negativa de los funcionarios a refrendar dichas actuaciones, el PP considera que se ha llegado a una situación de «parálisis absoluta» en la actividad administrativa en dos departamentos fundamentales para la buena marcha del Ayuntamiento: la Oficina Técnica de Urbanismo, así como la Intervención y Tesorería.

Liz subrayó que uno de los empleados públicos que mayor carga de trabajo soportaba, «un excelente profesional» (el técnico jurídico de Patrimonio, Medio Ambiente y Puebla Vieja), ha dejado su plaza de manera voluntaria, incorporándose a otro ayuntamiento de otra región. También el técnico jurídico del departamento de Urbanismo lleva meses de baja y se prevé que continúe así mucho tiempo. La Letrada Jefe del Ayuntamiento se encuentra igualmente de baja, y no se prevé su incorporación a corto plazo. Finalmente, el Interventor municipal ha solicitado recientemente su baja laboral, «siendo como es una figura de vital importancia para el desarrollo normal del ayuntamiento, ya que es quien determina el pago a proveedores, el pago de las nóminas de los empleados municipales, además de otras funciones imprescindibles».

A todas estas ausencias se sumará ahora la del secretario municipal. «Desgraciadamente la marcha de este funcionario reafirma y confirma la denuncia que realizamos el pasado viernes y que fue desmentida por el alcalde», afirmó ayer Liz, que cree que el secretario está confirmando «las tesis del PP de que hay un ambiente irrespirable en el Ayuntamiento de Laredo y por eso los funcionarios están abandonando la nave».

La marcha del secretario municipal obligaría al Consistorio pejino a buscar un sustituto, entre otros motivos, para poder celebrar los plenos (el jueves 31 de mayo corresponde la sesión ordinaria de este mes). «Antes la baja del secretario la cubrían la letrada municipal o el técnico jurídico de Urbanismo, pero están de baja». «No hay un precedente igual en el Ayuntamiento, es una situación traumática», lamentó Liz.

Una situación «habitual»

El pasado lunes, el alcalde de Laredo aseguró que el nivel de bajas del Ayuntamiento es el «habitual de todos los años y todas las legislaturas». «Siempre hay trabajadores públicos de baja porque son personas como el resto y les pasan las mismas cosas que al resto, unos progresan, otros se ponen enfermos, otros no...», apuntó ante de detallar las razones por las que tres funcionarios están de baja y un cuarto ha pedido el traslado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos