Los alcaldes lebaniegos sí apoyan el parque empresarial, pero no quieren el de Aeval

La Pedreña, zona donde se quería instalar el parque entre Ojedo y Aliezo. /Pedro Álvarez
La Pedreña, zona donde se quería instalar el parque entre Ojedo y Aliezo. / Pedro Álvarez

Los regidores rechazan los argumentos del colectivo de empresarios locales, que les culpa de «abandonar» su proyecto de crear un gran polígono en La Pedreña, Cillórigo

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

Los alcaldes de Liébana y Peñarrubia han hecho frente común para rechazar las críticas de la Asociación de Empresarios del Valle de Liébana (Aeval), que les responsabiliza del abandono del proyecto para construir el futuro parque empresarial lebaniego en la zona conocida como La Pedreña (Cillorigo de Liébana). Según los políticos locales, Aeval ha pretendido pasar por encima de los intereses de los vecinos de la zona imponiendo una ubicación «que no es la más adecuada por el impacto ambiental que tiene en la puerta de entrada natural a Liébana».

Esta semana, desde el colectivo empresarial se culpaba de inacción a los regidores implicados en el proyecto y de «desinterés» por la iniciativa de dotar a Liébana de un parque de empresas. «Llevamos luchando 14 años y ni la Mancomunidad ni los ayuntamientos nos han ayudado, no se han involucrado y nos han abandonado», criticó Vicente Puertas, directivo de Aeval.

Su parecer encontraba pronta respuesta entre los aludidos. El presidente de la Mancomunidad de municipios de Liébana y Peñarrubia, Julio Cires, rechazaba que Aeval cuestionase el posicionamiento de los alcaldes, puesto que no se había dado ninguna alternativa a una ubicación que genera «rechazo social» y es ambientalmente inviable: «La ubicación del pretendido parque empresarial en La Pedreña (Cillorigo) no es adecuada por el impacto ambiental que generaría al ser la entrada natural a Liébana», explicó. Cires puso en duda la generación de empleo que se prometía desde Aeval (30 empresas y 125 puestos), dado que la mayor parte de ellas están ya implantadas, y defendió el principio político de optar por el interés general frente al particular. «Los intereses privados de un pequeño grupo de empresarios que lo impulsa, no pueden estar por encima de los intereses generales de los vecinos», subrayó, tras matizar que, en este tiempo, Aeval no ha aportado alternativa alguna en otros terrenos no afectados para impulsar otro parque.

Por su parte, Jesús Cuevas, el alcalde del lugar donde se ha paralizado la construcción del polígono– Cillorigo de Liébana– recordó que desde el año 2006, el Ayuntamiento ha estado «ayudando a buscar ubicación» a los empresarios con dos intentos fallidos por la paralización de dos posibles ubicaciones por parte de la Confederación Hidrográfica. Tras ello, y «sin consultar al Ayuntamiento», los empresarios eligieron «la Pedreña», lo que generó un amplio rechazo social de vecinos y propietarios, a lo que se sumó el Ayuntamiento. Cuevas también criticó que, en todo este tiempo, el Gobierno regional no haya apoyado la iniciativa. «Lo cierto es que no ha habido interés para desarrollar ese parque empresarial por parte del Ejecutivo, cuando fuera del casco urbano hay terrenos donde podría establecerse sin crear rechazo ni impacto ambiental», reflexionó.

Desde el desfiladero, el alcalde de Peñarrubia, Secundino Caso, coincidió con Cires en que el lugar pretendido por Aeval para desarrollar su proyecto empresarial no era adecuado «porque tenemos que preservar la imagen de la comarca y de los Picos de Europa», dijo. A la par, insistió en que habría que desarrollar un proyecto empresarial «pero que sea público, no privado para que al final no se convierta en el capricho de un pequeño número de empresarios», dijo.

Por su parte, el presidente del Grupo de Acción Local lebaniego y alcalde de Vega, Gregorio Alonso, apoyó la creación de un polígono comarcal «pero no en esa ubicación», dijo coincidiendo con el resto de regidores. Alonso abrió la puerta a otra alternativa: la creación de «pequeños espacios de suelo industrial o naves nido», en terrenos de cada uno de los cinco municipios que componen la comarca.