Colocado el último puente del Desfiladero de La Hermida, que permitirá abrir la carretera este viernes

Trabajos de colocación del nuevo puente en la carretera del Desfiladero de La Hermida./Pedro Álvarez
Trabajos de colocación del nuevo puente en la carretera del Desfiladero de La Hermida. / Pedro Álvarez

Si hay que realizar más obras no será necesario cortar totalmente el tráfico en ambos sentidos

DM . SantanderPEDRO ÁLVAREZ Potes

Este jueves se ha colocado el último puente en el Desfiladero de La Hermida, una infraestructura situada en el acceso norte de Cillorigo de Liébana, que permitirá abrir la carretera, a partir del mediodía de este viernes, día 29, jornada en la que comienza la primera operación salida de este verano. Con esta intervención, cuando haya que realizar más obras no será necesario cortar totalmente el tráfico en ambos sentidos en La Hermida, algo que sí hubo que hacer durante dos semanas consecutivas (de lunes a viernes) en los últimos meses.

Se recupera así la normalidad para los vecinos que podrán transitar por el desfiladero, y para los turistas que este verano visiten Liébana, ya que se espera que las obras terminen este mismo año.

La operación llevada a cabo este jueves corresponde al desplazamiento lateral de la estructura del kilómetro 161,500, habiéndose llevado a cabo la ejecución de las otras tres en fechas pasadas, concretamente la de Lebeña en las semanas del 29 de enero al 2 de febrero y del 19 al 23 de febrero, según precisado el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, que ha asistido a esta intervención.

Zuloaga ha recordado que estos trabajos se retrasaron dos semanas «como consecuencia de las condiciones climatológicas», y ha citado el desplazamiento del resto de estructuras, realizado las tres últimas semanas de mayo en los kilómetros 158,480 y 171,000.

Pablo Zuloaga y Fernándo Hernández observan los trabajos.
Pablo Zuloaga y Fernándo Hernández observan los trabajos. / Pedro Álvarez

Zuloaga, que fue recibido por el Jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, Fernando Hernández, así como por los alcaldes de Potes, Cabezón de Liébana y Peñarrubia y por el teniente de alcalde de Cillorigo de Liébana, asistió a la finalización de la colocación del último tablero del puente, donde los técnicos le informaron detenidamente del estado de las obras.

Con respecto a la obra, el delegado del Gobierno ha destacado que el Ministerio de Fomento ya están redactando los proyectos de cara al futuro de todo el tramo integral de la carretera del Desfiladero y que con todo ello «se podrá mejorar el acceso a Liébana y así devolver la normalidad a los vecinos de esta comarca, que durante años han vivido y padecido la situación del Desfiladero. Son unas obras que cuando el Gobierno ha podido acceder a ellas, se están financiando con total normalidad».

Inversión de 7,1 millones

Esta obra, que supone una inversión de 7,1 millones de euros, afecta a una longitud de 2,8 kilómetros de carretera divididos en seis tramos en la N-621 a su paso por el Desfiladero de La Hermida. Y se implementa con una inversión de 3 millones más para obras complementarias de colocación de mallas de contención para desprendimientos.

Las principales actuaciones consisten en la colocación cuatro nuevos puentes, ejecutados en la misma ubicación que los existentes, pero con «una importante mejora» del trazado, incrementando tanto el ancho de la calzada como los radios de las curvas de acceso a la estructura.

Estos puentes son los situados en los puntos kilométricos 156,320 (Lebeña), 158,480; 161,500 y 171,000 (Estragüeña), los tres primeros en la Cantabria y el último en la comunidad de Asturias.

Fernando Hernández, jefe de Demarcación de Carreteras de Cantabria, se mostraba muy satisfecho por los trabajos realizados durante estos meses de construcción de los cuatro nuevos puentes de la carretera del Desfiladero, recordando que «esta actuación forma parte de una obra que actúa en seis tramos de carretera, mejorando las curvas más angostas, pero sobre todo los cuatro puentes sobre el río Deva. Este es el último puente sobre el que se actúa». Con respecto a los puentes, dijo que «se han construido de la forma más respetuosa posible, pero han sido inevitables los cortes de carretera.

Satisfacción de los alcalde de Liébana y Peñarrubia

Javier Gómez, alcalde de Potes, dijo sentirse «muy satisfecho porque han pasado estas cinco semanas de cortes a lo largo de mayo y junio, y se ha superado con menos inconvenientes de los pensados. Ahora ya podemos decir que vamos a tener la carretera abierta». Gómez, después de hablar con el delegado del Gobierno, se ha mostrado muy esperanzado «en que las obras finalicen según lo previsto en el mes de noviembre, que se ponga en marcha el nuevo proyecto de la reforma integral de la carretera del Desfiladero, y que, como estaba ya previsto, se pueda sacar a licitación y a principios de 2019 ya encontremos a las máquinas trabajando«. Aseguró que Zuloaga le ma expresado su intención decontinuar con esos planes y de cumplir los plazos previstos, después de transmitirle la inquietud que había en la comarca de que debido a los últimos cambios en las instituciones.

Secundino Caso, alcalde de Peñarrubia, también valora las obras de forma «positiva» y se siente satisfecho ya que «ahora pasamos al siguiente paso que es seguir haciendo las obras, y sobre todo que se presente el proyecto definitivo y la futura adjudicación, que esperamos sea una continuidad como nos han prometido».

En la misma línea se expresaba Jesús Fuente, alcalde de Cabezón de Liébana, diciendo que «es un día de alegría y de satisfacción para toda la comarca, que se concluya este puente, ya que se trataba de una obra demandada por todos los alcaldes y vecinos.

Pedro Álvarez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos