Óscar Casares - Alcalde de Camaleño

«Queremos seguir siendo una referencia turística en Liébana y en Cantabria»

Óscar Casares, alcalde de Camaleño, con Mogrovejo al fondo./P. Álvarez
Óscar Casares, alcalde de Camaleño, con Mogrovejo al fondo. / P. Álvarez

El regidor regionalista repite en el cargo tras aumentar el número de votos y mantener una holgada mayoría en la Corporación municipal

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

En Camaleño, el regionalista Óscar Casares y su equipo han vuelto a repetir los resultados obtenidos en la pasada legislatura, consiguiendo de nuevo cinco concejales, manteniendo por tanto una holgada mayoría, e incrementando el número de votos. Preocupado por el descenso poblacional, Casares seguirá apoyando las ayudas para las personas que se establezcan en el municipio y potenciando el turismo y la ganadería, los dos grandes sectores con que cuenta el Ayuntamiento, además de apostar por construir el campo de golf en Mogrovejo, para que se convierta en un nuevo atractivo turístico.

-¿Esperaba repetir el éxito obtenido en las anteriores elecciones?

-Esta legislatura, por población, perdimos dos concejales y pasamos de tener nueve a siete, pero estábamos convencidos de que habíamos hecho las cosas bien y que por ello íbamos a recibir un apoyo mayoritario, que sin duda agradecemos, y por eso seguiremos en esa línea de trabajo.

«Complementará una demanda turística que ya existía entre los turistas que visitan Liébana»

-El Ayuntamiento está apoyando económicamente a personas que quieren establecerse en Camaleño para lograr que aumente la población. ¿En qué consisten estas ayudas?

-Al final de la anterior legislatura hicimos unas ordenanzas para fomentar la natalidad, la contratación de gente empadronada en el Ayuntamiento, ayudas a la construcción y rehabilitación de viviendas, a la creación de empleo, o a la construcción de naves ganaderas y tendremos que analizar ahora los resultados conseguidos. Sin duda, seguiremos potenciando este tipo de ayudas para intentar que la despoblación en el municipio se pare.

-¿Qué ha significado que la localidad de Mogrovejo sea elegida 'Pueblo de Cantabria 2017'?

-A la localidad ya venían muchos visitantes, pero después de lograr la distinción, se ha notado un importante incremento. Los 130.000 euros que se recibieron del premio han servido para urbanizar las calles, junto con dos subvenciones de la Consejería de Obras Públicas y ahora estamos desde el Ayuntamiento completando otra zona, para que quede todo el pueblo urbanizado. Debido al éxito obtenido y a la belleza de Mogrovejo y su entorno, en el primer pleno de esta legislatura hemos tomado la iniciativa de presentar la candidatura de la localidad, para que pueda formar parte de la asociación de los Pueblos más Bonitos de España.

-¿El turismo es el gran motor de ingresos económicos en el municipio?

-Actualmente sí. Aún tiene importancia el sector ganadero, pero la hostelería ha ido cada vez en mayor aumento y mucha gente de las localidades del Ayuntamiento trabaja en este sector tan importante.

-¿El campo de golf que se construirá próximamente atraerá un turismo amante de este deporte?

-Creo que complementará una demanda que ya existía en los turistas que visitan Liébana, ya son muchas las personas que preguntan en los establecimientos de hostelería por un campo de golf y no existe un lugar en la comarca donde los aficionados a este deporte lo puedan practicar.

«Con la circunvalación de Potes estamos dando una imagen tercermundista a los turistas»

-¿Preocupa el descenso del número de ganaderos en el municipio?

-Los ganaderos han sido el principal sostén de la economía del valle durante siglos y queremos que lo siga siendo, aunque creo que hay aspectos que se deben de mejorar, como seguir trabajando contra los ataques de los lobos. En estos últimos dos años se ha trabajado bastante bien desde la Consejería facilitando los controles, pero se debe de continuar en esa línea de trabajo.

-¿Los peregrinos están utilizando el camino que recorre el municipio de la ruta Vadiniense?

-Se está afianzando poco a poco, ya que todos los días se ve a gente con mochila haciendo el camino. Tenemos que seguir potenciándolo, porque debemos de aprovechar el empuje que tienen las rutas de peregrinaje. El camino desde Santo Toribio hasta la salida hacia el límite con León está totalmente señalizado, pero no obstante dentro de quince días procederemos a repasarlo, porque hay unas zonas donde la gente tenía algo de dificultad para poder atravesarlas.

-¿La feria de productos que tiene lugar anualmente en la localidad de Camaleño, es un escaparate para dar a conocer el sector agroalimentario de Liébana?

-Comenzamos a ponerla en marcha al inicio de la pasada legislatura y este año celebraremos la quinta edición. Estamos muy contentos de la respuesta que ha tenido, tanto por parte de los visitantes como de los productores locales, y por eso vamos a seguir potenciándola para que sea un referente de los productos agroalimentarios de Liébana. Además, cuenta con el atractivo añadido de que desde el primer año se elaboran productos típicos de la comarca como merdosos, frisuelos o sopas de ajo, que luego damos a degustar a los visitantes, y la feria se complementa también con actuaciones musicales y del folclore.

-¿El monasterio de Santo Toribio es un referente para el turismo religioso que llega a Liébana?

-Es, junto con Fuente Dé, que es la puerta de entrada a Picos de Europa, el reclamo turístico más importante que hay en Liébana. Necesitaría mejorar en algunos aspectos. No veo bien que el albergue de peregrinos esté cerrado, ya que nosotros desde el Ayuntamiento colaboramos pagando a un empleado durante seis meses, para que atienda la recepción de los peregrinos que llegan al monasterio.

-¿Qué objetivos pretenden alcanzar durante esta legislatura?

-Seguir siendo una referencia turística, tanto en Liébana como en el resto de Cantabria e intentar no perder población.

-¿Qué infraestructuras u obras indispensables faltan de realizar en la comarca, cuya falta también repercute en su Ayuntamiento?

-Una obra importantísima es finalizar los trabajos de mejora de la N-621 a su paso por el Desfiladero de La Hermida y llevar a cabo el proyecto integral de la mejora de la carretera, pero otra obra que para mí si cabe es más importante, es la circunvalación a la villa de Potes, porque estamos dando una imagen tercermundista a los turistas que nos visitan, ya que se tarda mucho en cruzar el casco urbano.

-¿Qué significa la fiesta de la Virgen de la Salud en las praderías de Áliva, para los vecinos de su municipio?

-Ahora que últimamente está el tema de la iglesia de capa caída, es de las pocas cosas que toda la gente del valle cree o siente algo, ya que existe una gran devoción transmitida de padres a hijos y que año a año intentamos apoyar para que esta fiesta se continúe perpetuando, tanto en el aspecto religioso como lúdico, con tradiciones como la carrera de la rosca para todas las edades. La fiesta del 2 de julio es un día que cada año se apunta como un referente en el calendario entre los vecinos.

-¿Es necesario un polígono industrial en la zona?

-Creo que sí, pero no veo tanta demanda como se da a entender. Hay que buscar un espacio que no tenga rechazo como ya ocurrió en Cillorigo de Liébana, pero soy partidario de que se potencien pequeños polígonos en los diferentes municipios.