Varias rocas de gran tamaño amenazan las casas del pueblo lebaniego de Lles

Varias rocas de gran tamaño amenazan las casas del pueblo lebaniego de Lles

Los vecinos, que denunciaron la situación en marzo pasado, esperan que se realicen las obras necesarias antes de que la lluvia y la nieve hagan su aparición

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

Desde hace meses, los vecinos de la localidad lebaniega de Lles (Cillorigo de Liébana) viven con el temor de que algunas rocas de gran tamaño puedan descender por la ladera del monte próximo a sus viviendas e impacten contra ellas. La lluvia y la nieve han hecho mella en la zona y van dejando las rocas cada vez más al aire. Desde que advirtieron sobre esta situación a los responsables municipales, esperan una solución que no llega, pese a que los técnicos conocieron el problema y elaboraron informe sobre el mismo. El alcalde de Cillorigo de Liébana, Jesús Cuevas, espera desde entonces una comunicación de la Dirección General de Montes en la que se de una solución al problema ya que los terrenos donde se asientan las rocas pertenecen a un monte público.

Lles es un barrio de Viñón en el que viven de forma permanente dos familias y donde el resto de las casas se ocupan únicamente durante los periodos vacacionales. El acceso principal al pueblo se realiza desde Potes ya que desde Viñón solamente se puede llegar a través de una pista abierta para todoterrenos.

Abel Sánchez, de 80 años, de edad, es el vecino más veterano. Desde que se percató del problema espera que se pueda encontrar una solución y que las piedras que presentan un mayor peligro para el pueblo puedan ser o destruidas o estabilizadas en el terreno. «Aún no sabemos nada sobre cómo piensan solucionar el problema. Las piedras, algunas de muchas toneladas, están en un monte público de encinas, a escasos metros de las viviendas. Además hay una importante pendiente», señala Sánchez, quien recuerda que hasta hace más de diez años, «la pista de acceso al pueblo venía junto a las casas y la ensancharon por la zona que da al monte ya que entonces se pretendía hacer la carretera que nos comunicase con Viñón. El movimiento de las excavadoras provocó que algunas rocas quedasen aún más en el aire».

Protección Civil advierte sobre la necesidad «urgente» de realizar obras

Sánchez explica que «hemos expuesto el problema en el Ayuntamiento y vinieron a ver la zona donde existe el mayor peligro. Entonces, se pusieron en contacto con Protección Civil y enviaron a bomberos del Parque de Emergencias de Tama que sacaron fotografías del lugar para hacer un informe». Pasado un tiempo y a la vista de que no ha habido respuesta alguna, «hemos vuelto a hablar con el alcalde para que se pueda agilizar el problema ya que vemos que las piedras están cada vez más sueltas y menos asentadas en el terreno».

Junto al camino, muy cerca de un pajar, puede verse una roca de gran tamaño que cayó desde el monte. El vecino de Lles recuerda que «hace un años la piedra bajó rodando y saltó a mitad del camino momentos antes de que una de mis hijas pasara por aquí con el coche. Ahora la que más peligro podría causar a las casas es una piedra grande que está muy cerca del pueblo y que si desciende impactaría directamente sobre una de las viviendas».

Informe de los bomberos

El alcalde de Cillorigo de Liébana, Jesús Cuevas, ha recordado que el 8 de marzo acudió a Lles acompañado del presidente de la Junta Vecinal de Viñón y del guarda encargado de la zona a petición de un vecino del barrio. «En el pueblo pudimos ver el alcance del peligro y al día siguiente envié un escrito al director general de Protección Civil, Virgilio Luis Sañudo, en el que daba cuenta del problema y «solicitaba una valoración técnica sobre el riesgo existente para la población y las viviendas. Enviaron a la zona a bomberos del Parque de Emergencias de Tama que sacaron fotografías y elaboraron un informe».

El regidor reconoce que tres días después, Protección Civil envió el informe de los bomberos. En este documento señalan que, tras inspeccionar la zona, detectan que «en la parte alta del pueblo, junto al camino, se encuentran varias piedras de tamaño considerable con riesgo de caída. Una de ellas está junto al camino y próxima a una vivienda y por encima de ella hay varias de tamaños diferentes que están bastante descalzadas por la erosión, corriendo riesgo de caída en una zona con pendiente considerable, lo que hace que el riesgo aumente». El informe concluye señalando que «tras constatar que es una zona de monte perteneciente a la Dirección General de Montes y compartido con la Junta Vecinal de Viñón, se informa a la autoridad pertinente de la necesidad urgente de realizar las obras necesarias para minimizar el riesgo de caída de dichas piedras, que en caso de terminar de descalzarse podrían caer a la vía y afectar tanto a las viviendas como a los viandantes que pueda haber».

Tras conocer el contenido del informe, el alcalde de Cillorigo de Liébana, con fecha 15 de mayo, remitió una carta al director general del Medio Natural en la que además de dar cuenta de los pasos dados, «señalaba que tratándose de un monte público cuya administración y conservación corresponden a la Dirección General del Medio Natural, solicitaba que se realizasen las obras necesarias para corregir los desprendimientos». Seis meses después de enviar el escrito, el Ayuntamiento continua sin recibir respuesta alguna por lo que desde la Alcaldía recuerdan la urgencia de actuar en la zona «antes de que llegue el invierno con las lluvias y nieve en la zona».

 

Fotos

Vídeos