El Ayuntamiento de Comillas baja el IBI y sube la tasa de recogida de basuras

El Pleno acordó ayer subir la tasa de recogida de basuras./Javier Rosendo
El Pleno acordó ayer subir la tasa de recogida de basuras. / Javier Rosendo

En la sesión plenaria se acordó crear una ordenanza para cobrar por el uso del nuevo campo de fútbol y el Plan de Empleo de la localidad

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEAComillas

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Comillas (PRC y PSOE) aprobó ayer en sesión plenaria rebajar un 10% el tipo impositivo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que pasaría del 48% al 43% «con el objetivo de que los vecinos no experimenten un incremento en sus facturas como consecuencia de la revisión catastral», explicó la alcaldesa, Teresa Noceda (PRC). La medida salió adelante con el beneplácito de todos los concejales, incluidos los tres del Partido Popular en la oposición, aunque su portavoz, Marco A. Fernández Díaz de la Campa, recordó que la medida «solo tendrá efectos en el año 2019 si no se toman otras medidas en los años siguientes». En la misma sesión se aprobó modificar la ordenanza reguladora de la tasa por la prestación del servicio de recogida de basuras, «que el año pasado alcanzaba un déficit de 73.420 euros, a lo que esta año se suman 5.000 euros más», explicó Noceda. El Ayuntamiento subirá esta tasa el equivalente al IPC, es decir, un 2,4%, lo que supondrá un incremento de 37 céntimos de euro al trimestre en el recibo de cualquier vivienda unifamiliar. El portavoz del PP, partido que votó en contra, se planteó si el contrato de la empresa que gestiona este servicio, MARE, es «vitalicio» y aseguró que el servicio «deja bastante que desear», por lo que planteó «hablar con la empresa para que no suba los costes».

Por su parte, el concejal socialista Julián Rozas matizó que «no todos los usuarios aplican la ordenanza, lo que hace que se incremente el gasto». Y aseguró que el déficit «pone en peligro la mejora del servicio».

Otro de los puntos que se trató en la sesión plenaria, que incluyó más de trece temas en el orden del día, fue la creación de una nueva ordenanza que regulará el uso del campo de fútbol de Rubárcena, donde se acaba de construir un campo de hierba artificial, largamente solicitado por los usuarios. La concejala de Deportes, Vanesa Sánchez, explicó que «hay mucha gente de fuera que solicita emplear el campo en época estival y se va a establecer una cuota por entrenamiento y partido», que oscilará entre los 30 y los 40 euros. En el caso de las entidades locales y los clubes de Comillas, dicha tasa será «subvencionable y en ocasiones gratuita», matizó. La ordenanza fija también un precio de 20 euros la hora por el uso del polideportivo municipal para actividades o eventos, e incluso para pernoctar, «como ha sucedido con grupos de peregrinos o de boy scouts que nos han solicitado pasar la noche de forma excepcional». En el pleno se aprobó también el Plan de Empleo, que implica, entre otras cosas, crear seis nuevos puestos de trabajo en el Ayuntamiento (tres mediante promoción interna).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos