Cabezón en el Catálogo del Paisaje

Bosque de las sequoias. /Javier Rosendo
Bosque de las sequoias. / Javier Rosendo

El Ayuntamiento solicita incluir en esta red de paisajes de Cantabria los recursos turísticos del municipio para potenciarlos y mejorarlos

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

El Ayuntamiento de Cabezón de la Sal ha remitido a la Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social los recursos turísticos y paisajísticos del municipio que solicita sean recogidos en el Catálogo de Paisajes Relevantes de la Comunidad Autónoma. Se trata de una iniciativa del Gobierno de Cantabria que tiene como objetivo tener en cuenta estos recursos para poner en marcha distintas políticas e instrumentos de planificación, así como redactar proyectos que puedan mejorar los mismos.

Según explicó el concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento, Javier Gutiérrez, «se nos planteó la oportunidad de decidir qué zonas queríamos destacar en este catálogo y enviamos una lista con los diferentes recursos turísticos», desde el Poblaco Cántabro hasta el calabozo del siglo XVIII, así como los distintos museos. También se han incluido el bosque de las secuoyas y varias rutas como la del Minchón o la de los Castaños de Bustablado. «En caso de que sean recogidos en este catálogo, los recursos podrán ser mejorados, ampliados o incluidos en folletos», concretó Gutiérrez.

Se trata además de un proyecto participativo, pues el Gobierno de Cantabria ha organizado diferentes asambleas durante el mes de mayo para que sean los propios ciudadanos quienes opinen sobre qué recursos deben conformar este catálogo.

Ruta del Minchón.
Ruta del Minchón. / Javier Rosendo

En las sesiones se presentará la propuesta diseñada para cada Paisaje Relevante, siendo objeto de debate y participación la definición de criterios, acciones o recomendaciones dirigidas a preservar, proteger y poner en valor los Paisajes Relevantes presentes en cada uno de los 12 Ámbitos Paisajísticos establecidos por la Ley del Paisaje de Cantabria, «dando la oportunidad de participar a toda la ciudadanía interesada en involucrarse en mejorar la calidad ambiental de la Comunidad», señalan desde el Gobierno.

Los ciudadanos han opinado sobre cuáles son los paisajes relevantes y participado en el proyecto

El objetivo final es elaborar un catálogo que permita poner en valor a un amplio mosaico de espacios (costeros, de montaña, rurales, urbanos, etc.) de especial transcendencia. En el mismo se identificarán y describirán los elementos o aspectos que confieren la singularidad o la cualidad relevante a dichos paisajes, y cuya alteración pueda causar la pérdida de valor paisajístico, e incluirán las medidas que aseguren su conservación.

Una vez ejecutado el proceso, el Ejecutivo ha identificado paisajes relevantes en todos los ámbitos paisajísticos de la Ley del Paisaje, distribuidos en: 7 paisajes en la Marina Occidental; 14 en la Marina Central; 9 en la Marina Oriental; otros 19 en Liébana; 12 en el Valle del Nansa; 6 más el Valle del Saja y 3 en el Valle del Besaya.

Una vez se han establecido los paisajes, se tratará de preservar estos paisajes. Entre las iniciativas que se llevarán a cabo en torno a este objetivo, se autorizarán las construcciones, instalaciones o actuaciones, públicas o privadas, siempre que su localización, volumen y altura no alteren los rasgos distintivos del paisaje y se integren adecuadamente en él respetando, en los elementos vegetales, las especies que contribuyen a dar carácter al paisaje. También se dará preferencia a la rehabilitación y se apoyará la agricultura local, así como los productos con denominación de origen, promocionando su calidad en mercados y locales de hostelería.

Además, se impulsarán acuerdos de participación entre organismos públicos y privados, con el fin de abordar las acciones y recomendaciones para la preservación de los rasgos distintivos del paisaje. Se utilizarán fórmulas nuevas para el desarrollo de trabajo comunitario: brigadas de trabajo, talleres, mecenazgo, micromecenazgo, asociación, etc. Se pondrán además los medios para que las construcciones, instalaciones o actuaciones, públicas o privadas, que puedan producir un impacto significativo, se sometan al Análisis de Impacto e Integración Paisajística a que se refiere la Ley de Paisaje (AIIP). Entre los objetivos, está también garantizar la integración paisajística de las construcciones, instalaciones y actuaciones, públicas y privadas, que sean autorizadas, realizadas con materiales y sistemas constructivos ajenos a los identificados en el paisaje, pero que contribuyen a la sostenibilidad.

Con este sistema se busca favorecer la sustitución de elementos y materiales reutilizados en las instalaciones rurales por otros que son característicos del paisaje. Entre esos elementos y materiales reutilizados son frecuentes: los somieres en cercados, los restos de plásticos y prefabricados en muros y cubiertas y las bañeras utilizadas como abrevaderos. Son varios los recursos de Cabezón de la Sal que pueden ser mejorados en este aspecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos