Cabezón estudia cuánto se recicla

Varios operarios retiran el cartón de los puntos habilitados al efecto en Cabezón de la Sal. /Javier Rosendo
Varios operarios retiran el cartón de los puntos habilitados al efecto en Cabezón de la Sal. / Javier Rosendo

El Ayuntamiento se ha unido a una campaña de Agricultura, Medio Ambiente y MARE para realizar un estudio sobre el reciclaje del compostaje

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

El Ayuntamiento de Cabezón de la Sal se ha unido al proyecto para el fomento del compostaje doméstico y comunitario, que ha puesto en marcha el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, junto a la Consejería de Medio Ambiente y la empresa MARE. La iniciativa, que se lleva a cabo por segunda vez en el municipio, se enmarca en los planes PIMA Residuos 2017 y tiene como objetivo incentivar el reciclaje y concienciar de su importancia a la ciudadanía. Los interesados en participar deberán realizar una inscripción y presentarla en el Ayuntamiento para entrar en un proceso de selección, donde se obtendrán las familias participantes en el proyecto.

Hasta el momento, según explicó el concejal de Medio Ambiente, Javier Gutiérrez, «se han apuntado 18 personas (de las cuales diez estaban en lista de espera desde el año pasado)». El papel de los usuarios en este caso consiste en comprometerse a reciclar el compostaje que acumulen en sus hogares y separarlo de la materia orgánica, para luego anotar unos datos, de manera que faciliten el estudio y puedan hacerlo llegar a otros hogares de Cantabria. Los participantes obtendrán dos tipos de formación. «Por un lado, cursos teóricos prácticos en el Ayuntamiento y por otro lado formación en sus domicilios», concretó el concejal, «una diferencia con respecto al año pasado». Además, se les facilitará «un compostador de trescientos litros, un aireador, un cubo para colocar en la cocina y echar los restos de comida, una báscula y un termómetro, así como un libro informativo donde se recoge toda la teoría». Pueden participar familias con el mayor número de miembros posible, que residan en viviendas unifamiliares, «porque la gente joven está más concienciada», con una parcela mínima de 50 metros cuadrados y que sean primeras residencias. Requisitos éstos, matizó el concejal, «que son los idóneos, pero no obligatorios».

«El compostaje es el abono o sustrato de gran calidad obtenido a partir de la descomposición de la materia orgánica producida en hogares y jardines». Entre las ventajas de realizar el compostaje, está la obtención de un fertilizante ecológico que puede usarse en el huerto o jardín, evitando fertilizantes químicos caros y perjudiciales para el medio ambiente. Además, se disminuye la cantidad de residuos orgánicos por habitante, reduciendo costes indirectos para la ciudadanía. También se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero. «Estamos muy contentos con la respuesta de los vecinos de Cabezón en este sentido», confirmó Gutiérrez. El año pasado, alrededor de 20 familias se adhirieron a esta campaña. Así, «los vecinos que lo soliciten recibirán una compostadora con el material necesario para crear sus propios residuos de este tipo, de forma que no tengan que echarlo a los cubos de basura o llevarlo al punto limpio, y que lo pueda reutilizar», detalló.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha además una campaña dirigida única y exclusivamente a los ganaderos de la zona «para que puedan reciclar el plástico ganadero». El pasado mes de enero, el Ayuntamiento colocó un contenedor en Ontoria y otro en Casar de Periedo. «Antes de llevar a cabo esta iniciativa, hablamos con los ganaderos para saber si era viable o no traer los contenedores, y nos hemos dado cuenta de que les facilita su labor». Los bidones son azules y tienen un aspecto parecido a los que se colocan en las obras.

«Los participantes recibirán una compostadora de trescientos litros» /// «Hasta el momento han expresado su deseo de participar un total de 18 personas» Javier Gutiérrez Concejal de Medio Ambiente

«Desde que los colocamos hasta ahora, hemos recogido 7.000 kilos de plástico». Plástico que no ha ido a parar a los contenedores de materia orgánica, como sucedía hasta ahora. «La respuesta de los ganaderos de Cabezón ha sido muy buena», confirmó el concejal, quien también valoró la «solidaridad de los vecinos que han decidido sumarse a este proyecto de MARE». La empresa «ha destacado que la gente en Cantabria está cada vez más concienciada sobre la importancia de reciclar».

Cabezón de la Sal es además un municipio que hace bien los deberes en este sentido, ya que «el Ayuntamiento trabaja en la actualidad en la instalación de nuevos contenedores y en la reubicación de los que ya existen, para tratar así de optimizar la práctica del reciclado y llenar en su totalidad los contenedores que están disponibles». Es una batalla esta en la que también entra el aspecto económico, ya que la empresa encargada de gestionar la mayor parte de este servicio, MARE, penaliza económicamente a los ayuntamientos que menos reciclan. En este punto, se empieza a difuminar la línea que separa el interés económico del interés por el medio ambiente.

Aunque al final lo importante es reciclar, sea como sea y por lo que sea, para lo que también es primordial la educación. «Los efectos del cambio climático son muy palpables y es preocupante, por lo que es muy importante concienciar a los niños, ya que son los ciudadanos del futuro», expresó el concejal. El Ayuntamiento contribuye con la pega de carteles sobre el reciclaje o la realización de charlas en centros escolares. Además, se van a instalar contenedores de diferentes colores fuera de los dos institutos (actualmente no hay). Los jóvenes de ahora son los adultos del futuro que transmitirán la importancia del reciclaje a sus hijos. Y así.

 

Fotos

Vídeos