Cabezón liquidará su deuda en 2019

El Ayuntamiento tiene un superávit de 823,826 euros. /Javier Rosendo
El Ayuntamiento tiene un superávit de 823,826 euros. / Javier Rosendo

El alcalde asegura que cierra las cuentas del pasado año con un superávit de 813.826 euros, con los que amortizará deuda y realizará inversiones

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

El Ayuntamiento de Cabezón de la Sal ha cerrado la cuenta general del año 2017 con un superávit de 813.826 euros, según ha indicado el alcalde regionalista, Víctor Manuel Reinoso, que gobierna en coalición con el PSOE e Izquierda Unida. De este montante, el gobierno municipal destinará unos 325.000 euros a inversiones y el resto, 488.000 euros, serán empleados para amortizar la deuda municipal, que a 31 de diciembre del pasado año ascendía a un total de 857.000 euros. En tanto por ciento, detalló el alcalde, «estos 857.000 euros se corresponderían con el 13,78% de los ingresos corrientes, lo que no es mucho, pues la ley permite a los ayuntamientos endeudarse hasta en un 110% en este aspecto». Con estas cuentas, la intención del equipo de gobierno es amortizar parte de la deuda y esperar a que el resto se vaya autoliquidando a lo largo de este año, «de forma que en la primavera del año 2019 tengamos las cuentas totalmente saneadas», una premisa realizada a partir de cierto optimismo, «pero con los datos en la mano», aseguró el regidor.

Sanear las cuentas del Ayuntamiento es una tarea complicada que han intentado llevar a cabo todos los alcaldes en las últimas legislaturas y que han logrado en mayor o menor medida. En cualquier caso, Reinoso informó de que además de la deuda, «vamos a hacer frente a otro crédito de 51.000 euros».

El alcalde recordó además que el año pasado «logramos depurar la histórica deuda del aparcamiento de las Tueras, que obligaba al Ayuntamiento a desembolsar 60.000 euros anuales, más sus correspondientes intereses». Con respecto al tema de los pagos a proveedores, «están cobrando en tiempo y forma con un periodo medio de pago en positivo», matizó, «por lo que ahora acuden al Ayuntamiento con otra actitud, sabiendo que van a cobrar por sus servicios, algo que no ha sucedido siempre en esta Casa Consistorial», insistió.

«El Ayuntamiento podrá realizar inversiones y actuaciones de mayor calado»

Ante esta situación, Reinoso se mostró contento y con buenas expectativas de cara al próximo año. «Como cualquier alcalde, considero que es muy importante tener las cuentas saneadas, lo que supone una gran satisfacción para todos los miembros del equipo de gobierno». La coyuntura permitirá al Consistorio «realizar inversiones y actuaciones de mayor calado». Para Reinoso, gobernar un Ayuntamiento sin deuda supone «dejar a un lado las pequeñas mejoras y hacer proyectos más importantes». Palabras mayúsculas.

Concretamente, en el ámbito de las inversiones, el regidor aseguró que 170.000 euros irán destinados a pagar las obras de mejora que se van a llevar a cabo en base a la orden de la Consejería, que subvenciona el 70% de las actuaciones de mejora de algunas zonas de la localidad. Está prevista la remodelación del barrio de La Cabroja y el saneamiento, así como el asfaltado de algunos caminos en Cabrojo. «También invertiremos 50.000 euros en subvencionar las obras para acondicionar el nuevo local de la Policía Municipal», situado frente a la iglesia de la localidad, en el centro del municipio. Además, «queríamos hacer una pequeña obra para cambiar las luminarias por tecnología led, lo que calculamos que costará otros 50.000 euros y ejecutar pequeñas actuaciones de mejora en determinados edificios públicos, que empiezan a sufrir humedades y goteras». Es el caso del edificio Doctor Arines, cuya remodelación comienza a ser urgente.

Aunque en el 2019 tendrán lugar las próximas elecciones municipales, Reinoso se plantea «asentar las bases de un proyecto importante», del que aún no desvela dato alguno. «Lo que deseamos como gobierno es dejar el Ayuntamiento saneado, porque de otra manera uno se va endeudando e implicando en proyectos imposibles de acometer». Con el Ejecutivo Regional de su lado, Reinoso ha podido ejecutar algunas actuaciones que tenía pendientes, como la remodelación del parque infantil de Casar de Periedo o el saneamiento de esa misma pedanía. Aunque no todo está siendo un camino de rosas, porque se ha encontrado con varias trabas para lograr la propiedad del edificio que albergaba el antiguo centro de salud y trasladar allí la escuela de adultos. Un proyecto primordial y anclado en desencuentros. A pesar de todo, «con estas cifras se abre un abanico de posibilidades, y cuando logremos amortizar la totalidad de la deuda, podremos hablar de mejores proyectos», insiste optimista.

El alcalde del PRC lleva un año y medio gobernando en Cabezón de la Sal, y sustituyó en su cargo a la exalcaldesa socialista, Isabel Fernández, que gobernó durante los dos primeros años de legislatura en coalición.

 

Fotos

Vídeos