Camino de Cabezón por Campíos

Imagen de la villa de Comillas en los primeros años del siglo pasado/Javier Rosendo
Imagen de la villa de Comillas en los primeros años del siglo pasado / Javier Rosendo

La imagen de la villa es de principios del siglo XX, en ella se divisa la zona alta de Campíos desde el camino de entrada por la Coterona

JUAN RAMÓN DE LA VEGA BENJUMEA

Imagen muy interesante de una vista del pueblo de Comillas en los primeros años del siglo pasado, en la que vemos el conjunto del caserío de la zona alta de Campíos y la Campa desde el camino de entrada por la zona de la Coterona que debió de ser el acceso primitivo a Cabezón de la Sal y que discurría pegado a la tapia de la gran finca de la Coteruca.

Vemos un conjunto de casas que aún existen hoy en día más o menos rehabilitadas pero que no difiere en gran manera de lo que podemos ver actualmente desde ese mismo lugar, también tenemos la torre de la Iglesia Parroquial de San Cristóbal con su característica torre primitiva que fue derribada en los dramáticos sucesos acaecidos en el año 1936.

Esta torre se diferencia de la actual en que al ser reconstruida acabada la Guerra Civil y ante las dificultades de disponer de bloques de piedra de cantera y también ante el problema que suponía contar con expertos canteros, se decidió fabricar en hormigón los bloques necesarios para conformar la torre actual. Esto permitió hacer una edificación de más altura y mucho más esbelta. Podemos observar que cuando llueve mucho debido al hormigón con el que se hizo, esta adquiere una coloración oscura que no suele ocurrir en los edificios de piedra natural.

En la foto vemos la torre de la iglesia de San Cristóbal con su característica torre primitiva

La imagen está tomada en un lugar donde no nos permite ver, por la izquierda, el edificio del asilo hospital que ya estaba funcionando en esa época y que tanto representaba en esa zona de Campíos. Si vemos en el fondo la colina de la Cardosa con la gran mole del edificio del Seminario Mayor, origen del enorme conjunto urbanístico que se fue desarrollando a partir de 1910 con el crecimiento y necesidades de las actividades a desarrollar por la Universidad Pontificia, con las ampliaciones que supusieron el Seminario Menor, el Colegio Máximo de los Jesuitas y el Hispano Americano, último edificio edificado en 1945.

Por debajo de la Universidad Pontificia podemos ver la casa de Cardosa, en cuyas fincas de la loma del mismo nombre se edificó ese gran proyecto cultural y religioso. Esa casa existe hoy modificada la forma de su tejado e incorporada a un conjunto urbanístico de gran calidad y de magnifica situación con las vistas sobre el Palacio de Sobrellano y todo su conjunto con la Capilla Panteón, el Capricho y sus parques y jardines.

A la derecha del Seminario Mayor, al fondo de la imagen, podemos ver una gran huerta tapiada con su edificio de cuadra y vivienda que fue el origen a partir de 1920 de las casonas de Velecío, de Sert y de Monteflorido, construidas por las hermanas Genara y Benita López y Díaz de Quijano, hijas de Claudio López y López hermano del primer Marques de Comillas, y que todavía existen hoy propiedad de sus correspondientes herederos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos