Carteles en contra del alcalde de Cabezón por los trabajadores de Corporaciones

Los carteles fueron pegados por todo el municipio, incluidas las pedanías. :: JAVIER ROSENDO/
Los carteles fueron pegados por todo el municipio, incluidas las pedanías. :: JAVIER ROSENDO

El regidor, Víctor Manuel Reinoso, asegura que se está «negociando con los afectados» e iniste en que el problema se arrastra en el tiempo

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

«Reinoso, el alcalde mentiroso». Cabezón de la Sal amaneció ayer lleno de carteles en los que se podía leer este mensaje acompañado de una foto en la que aparece el regidor, Víctor Manuel Reinoso, acompañado del concejal de Obras, Héctor Vélez, ambos del PRC, y de Miguel Ángel Revilla (en algunas de las fotos). En los carteles se alude al tema de los trabajadores de Corporaciones Locales, que han comenzado un pleito con el Ayuntamiento para que les pague el dinero que se les debe en base al convenio laboral, que durante muchos años no ha sido respetado.

La polémica por este tema comenzó hace dos semanas, cuando la agrupación Cabezón Puede Sal exigió al equipo de gobierno (PRC, PSOE e IU) responsabilidades por no haber respetado el convenio colectivo de los trabajadores de Corporaciones Locales y pagarles por debajo del salario establecido, y no como al resto del personal. Los afectados, unos 38 según Comisiones Obreras, han denunciado al Consistorio, aunque hasta ahora no ha tenido lugar ningún juicio. El problema viene dándose desde hace al menos ocho años, durante los cuales el Ayuntamiento ha pagado menos de lo que correspondía a estos contratados gracias a una subvención del Gobierno de Cantabria. No es el único Ayuntamiento y no es de ahora. Y ese es el mensaje que ayer se afanó en enviar el alcalde, ahora desacreditado. «Tengo la conciencia muy tranquila», dijo, «porque es un problema que se ha venido arrastrando a lo largo de los últimos años, con otros políticos que han estado en el poder, y hasta ahora no se ha solucionado», insistió. «Hemos llegado a acuerdos y en la última Junta de Gobierno ya se acordó pagar a algunos de los afectados el dinero que se les debía», concretó. Reinoso volvió a repetir que» los que han sido contratados este año cobran en base a lo que les corresponde».

Por su parte, la concejala de Personal, Raquel Fernández (IU), que ha sido recortada junto al portavoz del PSOE, Javier Gutiérrez, de la foto que se ha empleado para ilustrar los carteles, definió el ataque como un acto «trapacero y deplorable, impropio de un sistema democrático». «Hay que ser muy cobarde», dijo indignada. El coordinador del sector público de Comisiones Obreras, Carmelo Renedo, afirmó ayer que «lo que exigimos es sentarnos a negociar con el Ayuntamiento para que se llegue a un acuerdo con todos los trabajadores y solucionar el problema de una vez para que deje de gastar dinero en abogados», a lo que, aseguró, «el alcalde se ha negado». El primer juicio iba a tener lugar el pasado 12 de junio, según el representante sindical, «después de que en el mes de diciembre, los afectados realizasen reclamaciones previas al Ayuntamiento que no fueron atendidas». Sin embargo, negociaron antes de entrar al Juzgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos