Comienzan las obras para dotar de hierba artificial al campo de Rubárcena

Imagen actual del campo de fútbol con la obras ya iniciadas. /Javier Rosendo
Imagen actual del campo de fútbol con la obras ya iniciadas. / Javier Rosendo

Se trata de una demanda histórica de los usuarios, dado que el campo de hierba natural se encuentra en avanzado estado de deterioro

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

Esta semana han dado comienzo las obras para instalar el césped de hierba artificial en el campo de fútbol de Rubárcena, en Comillas. Se trata de un hito histórico, pues los usuarios vienen demandando esta actuación desde hace muchos años, dado el mal estado en que se encuentra el actual campo de hierba natural.

Las obras están siendo acometidas por la empresa Mondo Obras, por encargo de BBVA, que fue la adjudicataria de los trabajos hace dos meses y está previsto que finalicen para el mes de septiembre, si todo sale según lo previsto. Según ha explicado la concejala de Deportes, Vanesa Sánchez, lo primero que se va a ejecutar es el movimiento de tierras y la instalación del sistema de drenaje y riego que va a llevar el campo, tras lo cual se empezarán a traer los suministros y el césped artificial. También está previsto que se instalen verjas, porterías, barandillas o bancos, entre otro tipo de mobiliario. La obra finalizará con la colocación de postes de iluminación eléctrica de tecnología led elegidas por sus características de bajo consumo.

Los trabajos pertenecientes a esta fase de las obras se financian mediante un renting, de forma que el Ayuntamiento pagará 60.000 euros al año a lo largo de cinco anualidades. Por otro lado, la obra civil, relacionada con el movimiento de tierras, excavación, relleno, etc, tiene un coste de 130.000 euros que se financia con una subvención del Gobierno de Cantabria.

Para hacer frente a las anualidades del renting, el Ayuntamiento espera «seguir contando con el dinero que nos da el Gobierno Regional para estructuras deportivas». Se trata de cerca de 80.000 euros, «por lo que, si nos siguen dando esta ayuda cada año, podríamos compensar el pago del campo de fútbol».

La concejala ha mostrado su satisfacción: «por fin se va a poder contar con una instalación adaptada y adecuada para que todos los equipos de Comillas puedan jugar en las mejores condiciones». Sánchez ha recordado, además, que por ahora los niños de fútbol base están entrenando en un campo situado al otro lado de la carretera, en muy malas condiciones, con poca iluminación y el peligro que conlleva su localización, pues tienen que cruzar una carretera con poca visibilidad por la que pasan gran cantidad de coches.

La concejala ha asegurado que, desde que han comenzado las obras, «ya hemos recibido cerca de cuatro peticiones de municipios vecinos para alquilarnos el campo nuevo. Además de la renovación del césped, a lo largo del otoño, el Ayuntamiento de Comillas ha solicitado otra subvención de 30.000 euros para renovar la cubierta de las gradas. El campo de fútbol de Rubárcena se encuentra dentro del parque natural de Oyambre y la uralita de la cubierta de las gradas lleva amianto, lo que resulta contaminante, por lo que el objetivo es retirarla e instalar uralita ecológica, de forma que se adecue a la normativa. También se sustituirá la vianda metálica que discurre hacia la carretera de Rioturbio por una de madera.

Para terminar, Sánchez recordó que el Gobierno de Cantabria es el propietario del campo de fútbol y que hasta ahora lleva invertidos unos 200.000 euros en la mejora de las instalaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos