Comillas se queda a dos velas

Los vecinos de Comillas se volcaron en la grabación del spot. / Javier Rosendo

Aunque el resultado del concurso para anunciar una marca de bombones se hará oficial el sábado, ya se sabe que Puebla de Sanabria, el otro finalista, ha recibido más votos

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

Comillas no será el pueblo iluminado de la marca de bombones Ferrero Rocher esta Navidad. El municipio ha perdido el concurso del que era finalista junto a la localidad zamorana de Puebla de Sanabria, que ha conseguido más votos. La información fue confirmada ayer por la alcaldesa de Comillas, Teresa Noceda (PRC), que felicitó al alcalde del municipio ganador y aseguró que irá «pronto a visitarlo». Noceda aseguró además que ambos pueblos «han quedado muy igualados, aunque se desconoce cuál es el porcentaje de votos recibidos».

Por su parte, la marca de bombones Ferrero Rocher ni desmintió ni confirmó ayer el resultado. «No hay ningún tipo de confirmación sobre el ganador ni la va a haber hasta el sábado y por primera vez en este concurso, tendremos sorpresas en los dos pueblos finalistas», adelantaron. La proclamación oficial se dará a conocer el próximo sábado en directo, con el presentador Jesús Vázquez en prime time y a través de Mediaset.

Aunque haya sorpresas, será difícil recuperar la ilusión por ganar en Comillas. La alcaldesa y los concejales enviaban el domingo a eso de las diez de la noche un mensaje de whasapp a sus contactos: «pase lo que pase, a Comillas ya la habéis iluminado vosotros. Gracias por votar». Se cerraban las votaciones y en el pueblo ya se había puesto toda la carne en el asador. Los vecinos se volcaron en la grabación del spot con el que competía, donde se mostraban las bondades de la villa y la ternura del protagonista, un niño de nueve años que porta una bola iluminadad que acaba convertida en bombón. En las barras de los bares se comentaba que Comillas iba a ganar «¿no ves que aquí veranea mucha gente?». Que lo tenía todo: «monumentos, verde, mar y buena gente». Que iban a votar todos aquellos que tienen segunda residencia. Los concejales aprovecharon la llegada de visitantes con el puente y colocaron un photocall junto a la oficina de turismo. «No olvides pasar a hacerte una foto para que Comillas sea el pueblo iluminado de Ferrero Rocher esta Navidad», enviaban por whasapp. En las redes sociales todo eran comentarios sobre el pueblo iluminado. La ilusión estaba servida, las sonrisas dulces. Ya todos se imaginaban a Comillas brillando bajo una lluvia de bombones.

«El porcentaje de votos ha estado muy igualado», dijo la alcaldesa

Pero no, nada de esto fue suficiente y Comillas perdió frente a Puebla de Sanabria, al que ha votado más gente. La alcaldesa sin embargo, aseguraba ayer sentirse agradecida tan solo por haber sido seleccionada para formar parte de este concurso. «Por haber estado luchando hasta el final con todos los comillanos que se han volcado, para los que Comillas siempre será la primera». Diplomática, felicitó «al resto de pueblos participantes» e invitó a todo el mundo «a visitar Comillas, un lugar para quedarse impresionado, donde será bien recibido». Y dijo, también, «que todas las épocas del año son buenas para pasear por nuestras calles».

Y una cosa es cierta. Gane o pierda, los comillanos han demostrado que cuando hay que estar, están. Que son de los que se implican, se meten de cabeza, dan todo de sí mismos y un poco más. Lo demostraron la tarde en que se les convocó para grabar el spot, en que no se cansaron de repetir tomas falsas. Los vecinos están acostumbrados a figurar, porque saben que para bien y para mal, viven en un pueblo importante, bonito y aclamado. No será el pueblo de Ferrero Rocher, pero no le hacen falta bombones, ni marcas, ni spots, ni famosos. Comillas ya lo tiene todo.

 

Fotos

Vídeos