Los cuatro pilares que sostienen Cabezón

El alcalde planteaba levantar el centro multiusos dentro del parque Conde San Diego, junto al parque infantil. /Javier Rosendo
El alcalde planteaba levantar el centro multiusos dentro del parque Conde San Diego, junto al parque infantil. / Javier Rosendo

El PGOU, la construcción de un centro multiusos, el traslado de la escuela de adultos y la rehabilitación de Galas son los proyectos más importantes

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

La escuela de adultos, la biblioteca, un centro multiusos en condiciones y la rehabilitación de Santiago Galas. Son las piezas que sostienen el tronco del municipio de Cabezón de la Sal que, si todo sale según lo previsto, encajarán de aquí a dos años. El Ayuntamiento ya está dando los pasos para acometer estos proyectos de forma más o menos definitiva, que, unidos al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), son los que más prisa corren. Así lo asegura el alcalde, Víctor Manuel Reinoso, consciente de que los tiempos se agotan y las necesidades son acuciantes. Que ya es la hora de empezar a constuir muros y paredes sobre proyectos de los que se lleva hablando muchos años.

Cabezón es cabecera de comarca y en este sentido da servicio a unos 15.000 habitantes. Los espacios empleados para llevar a cabo representaciones teatrales, proyecciones, actos institucionales, exposiciones, conciertos o cualquier evento de índole cultural son insuficientes. La localidad adolece de un centro en condiciones que albergue todas estas actividades. Uno de los puntos coincidentes entre todos los programas electorales era este. El PRC planteaba levantarlo en el interior del parque Conde San Diego, en una zona sin apenas arbolado, a la izquierda de la entrada principal. Contaría con unas 280 butacas, preveía, y con un escenario más pequeño en el exterior del edificio. La idoneidad del lugar ha sido cuestionada y la portavoz de Ciudadanos, Esther Merino, recordó que «existe una finca en el barrio de la Brañona de propiedad municipal donde se podría construir un edificio con aforo para 600 personas».

En su defensa, Reinoso insistió ayer en que lo que se ha hecho «es un estudio sobre la viabilidad del lugar, no un proyecto». «Los técnicos de Gesvicán visitaron el parque y realizaron unos pequeños planos», aclaró y dio a entender que está dispuesto a cambiar de opinión. «No he dicho que no se pueda construir en otro sitio, sino que se valorarán todas las opciones ». Aunque asegura que él ha hablado todo el tiempo de un aforo de 300 personas (Ciudadanos dijo 200) y que no se tiraría «ningún arbol», un tema que también ha generado controversia. El alcalde recordó a su vez que la finca del barrio La Brañona donde plantea levantar el edificio la oposición «fue cedida en su día a la Consejería de Educación para construir la escuela de adultos, pero el proyecto no llegó a nada y fue devuelta al Ayuntamiento».

Otro asunto, el de la escuela de adultos, que lleva en boca de los políticos al menos dos legislaturas. El objetivo del Ayuntamiento es trasladar la actual escuela Margarita Salas, que ocupa el antiguo inmueble de la escuela taller, al edificio del antiguo centro de salud, que no se utiliza y está obsoleto. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le acaba de ceder la propiedad a la Consejería de Educación, que será la encargada de realizar el proyecto para reformar el ambulatorio y convertirlo en centro educativo.

El regidor y el primer teniente alcalde, Javier Gutiérrez (PSOE), mantuvieron una reunión en la Consejería «y nos han confirmado que intentarán intoducir una partida económica para este proyecto en el presupuesto del próximo año». El edificio, que cuenta con una planta baja, una primera planta y una estancia más pequeña en la planta superior, tendrá que ser objeto de una «reforma importante». El equipo de gobierno (PRC y PSOE) desconoce en qué situación se encuentra el interior del inmueble y si cuenta con mobiliario o fue trasladado en su momento. Los que si habrá que transportar serán los muebles de la escuela de adultos al nuevo edificio y probablemente también será necesario material nuevo. Reinoso todavía no habla de dinero. «Es un proyecto de la Consejería», insiste, pero espera que de cara al próximo año «se pueda acometer esta obra». Paralelamente, «trabajaremos en el cambio de ubicación de la biblioteca», que ocupará la escuela taller. También está previsto trasladar allí el archivo municipal y contar con salas de estudio.

El centro cultural, social y deportivo Santiago Galas es el tercer pilar sobre el que se trabaja. El Ayuntamiento ya cuenta con la aprobación de la Consejería de Medio Rural y los informes favorables para acometer la reforma de la planta baja del edificio. El proyecto está a falta de ser aprobado por la comisión del Programa Leader Saja Nansa.

«En el momento en que se reúna la comisión, tiraremos hacia delante». El planteamiento es rehabilitar el salón de actos (especialmente el escenario), los camerinos y los aseos, que necesitan un lavado de cara urgente. También se asfaltará la parte izquierda del interior del recinto para construir un aparcamiento. El regionalista habla de una cantidad aproximada de 183.000 euros, financiados al cien por cien. «Galas va a ser lo más inmediato», garantiza. Estos tres proyectos más el Plan General de Ordenación Urbana son los tres asuntos fundamentales para el Ayuntamiento ahora mismo. El municipio lleva dos semanas sumergido en la celebración de las fiestas del Día de Cantabria, que ya llegan a su fin. Termina el verano y toca ordenar los papeles y ponerse manos a la obra para aprobar todos los proyectos que se pondrán en marcha durante este largo invierno.