Un fuerte aguacero inunda viviendas y caminos en Pechón, Suesa, Castanedo y Camargo

Un vecino de Pechón limpia su casa tras la inundación de esta mañana. / Javier Rosendo

Las lluvias han ocasionado algún desprendimiento en las carreteras de la zona, pero «de momento están transitables»

m.á. / p.g.r. .
M.Á. / P.G.R. .Val de San Vicente

Las intensas lluvias registradas esta madrugada han ocasionado problemas en algunos puntos del extremo occidental de la región y también en zonas de la bahía de Santander, como Ribamontán al Mar y Camargo. En la zona de Pechón (Val de San Vicente), población situada entre las rías Tina Mayor y Tina Menor, se han desbordado varios afluentes, lo que ha ocasionado inundaciones en caminos y en varias viviendas. «Hay incluso algún desprendimiento en la vía de acceso al pueblo, aunque de momento está transitable», ha comentado la Policía Local, con base en Pesués, que se ha desplazado a Pechón para comprobar las consecuencias del aguacero. «Todavía estamos evaluando si hay daños importantes», ha dicho un agente, que esperaba que todo se quedara en «tener que limpiar». Esto es lo que hacían esta mañana los vecinos afectados por las inundaciones de sus casas, que se afanaban en retirar el agua y el barro.

Según testigos presenciales, el agua ha entrado a cinco viviendas y a algún garaje. Uno de los más afectados ha sido un matrimonio octogenario que vive en el centro del pueblo. Tras el aguacero y al estar situado en una cuenca baja, las calles de Pechón han quedado repletas de barro y piedras, además de originarse un pequeño argayo en una de las entradas a la localidad.

Desde el Hotel Tina de Pechón, situado en el centro del pueblo, señalaban haber visto pasar a la Guardia Civil para realizar tareas de limpieza, pero también al autobús escolar a su hora habitual, por lo que la situación, aunque incómoda, no ha interrumpido la normalidad. El panorama que se han encontrado por la mañana, con «todos los vecinos limpiando sus casas», es el resultado, suponen, de las lluvias producidas durante la noche.

El Servicio de Emergencias del Gobierno de Cantabria ha movilizado a los bomberos del 112 para achicar el agua de la inundación en Pechón y, además, ha gestionado otras tres incidencias por acumulación de agua, dos en viviendas de Ribamontán Al Mar (situadas en Suesa y Castanedo) y otra en la vía pública en Camargo, antendidas por los bomberos de Santander en plena madrugada (fueron movilizados sobre las 05.50 horas). En principio no se han registrado más inundaciones en el resto de la región, donde los ríos se mantienen en niveles normales.

El alcalde de Ribamontán al Mar, Francisco Asón, ha comentado que a las 05.30 horas «ha caído una buena tromba», sobre todo en la zona de Loredo, donde el acceso a la playa ha quedado «muy deteriorado», justo cuando estaba a punto de recibir a los bañistas tras las últimas obras de acondicionamiento. En el camping El Arbolado han sufrido las consecuencias del aguacero, «hubo entre 50 y 80 centímetros de agua», según el establecimiento, que ha agradecido la movilización de los operarios del Ayuntamiento para ayudar a los afectados. Hubo 15 trabajadores municipales empleados a fondo en los achiques, con motobombas y bombas para los garajes que se inundaron y las viviendas de la calle Los Lloros, de Loredo, en las que también ha entrado agua. En la zona de Castanedo hubo también cuatro vehículos inundados, porque se habían quedado aparcados junto al río.

Labores de achique desarrolladas en Pechón.
Labores de achique desarrolladas en Pechón. / Javier Rosendo

El tiempo empeora mañana, con alerta por lluvias y olas

Asturias y Cantabria son las comunidades en las que más ha llovido en las últimas horas. En el ranking de Aemet figura de primera Gijón, donde se han registrado 53,6 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada. A distancia le sigue Santander (33,8 litros) y Santillana del Mar (33,4 litros), con datos hasta las 08.30 horas.

Hoy seguirá el mal tiempo, pues se esperan cielos nubosos o cubiertos con lluvias débiles en el litoral y chubascos dispersos con tormentas, que podrían ser localmente fuertes, en el interior, más probables por la tarde.

Mañana la situación empeora. De hecho, Aemet ha activado la alerta amarilla por lluvias y por fenómenos costeros adversos. El aviso se activa esta medianoche y se mantendrá hasta las doce del mediodía del martes. Se prevén acumulaciones de 40 litros por metro cuadrado en toda la franja litoral y también en la zona centro y en el valle de Villaverde, con mayor intensidad en la mitad oriental.

 

Fotos

Vídeos