Así marchan las obras en el argayo de Ruente